La Asociación de empresarios de máquinas recreativas de Aragón (Azemar Aragón) aglutina como miembros asociados a 100 empresas operadoras de las tres provincias, de un total de 128 inscritas en el registro de juego de la comunidad. Su presidente, Alfredo Llop, defiende con cifras el juego sano y nos da algunas claves para conocer mejor este sector. AZEMAR actúa como eje del sector de Máquinas Recreativas y de Azar en la comunidad aragonesa. ¿Cuáles son las principales tareas de la Asociación? Trabajamos para defender los intereses del sector del juego, en concreto las máquinas instaladas en los establecimientos de hostelería. Nuestra principal misión es armonizar y potenciar un escenario favorable de desarrollo de nuestro subsector en Aragón, a la vez que fomentamos un juego seguro y responsable. Cuando se habla de máquinas recreativas, del azar, y del juego en general, la sociedad tiende a tener una opinión negativa. ¿Puede hablarse de desinformación hacia el mundo del juego? Sí rotundamente. En España el juego está intensamente regulado, el juego privado presencial está regulado por cada CCAA, con sus diferentes subsectores (máquinas, salones, bingos, casinos,..) mientras que el juego público y el privado online lo está por el Estado y se tiende a mezclar ambos tipos de juego. Esta opinión negativa, creo que parte del bombardeo mediático y publicitario, que se hace del juego online, que se reguló en 2011 y todavía está pendiente de desarrollar su regulación publicitaria, tanto del juego público (loterías, once, etc.) como del juego online (apuestas, póker, etc…) En concreto el subsector de las máquinas en hostelería, está plenamente integrado y normalizado en la sociedad española como parte de su actividad de ocio y entretenimiento, desde el año 1977, ejercida en el ámbito de la responsabilidad y la libertad individuales. El juego privado en España es un sector que realiza una importante contribución económica y social, generando empleo y aportando grandes ingresos a las arcas públicas. AZEMAR Aragón funciona como enlace entre la administración y los empresarios del sector ¿Cómo es la relación entre estos dos agentes en Aragón? ¿Cómo es la regulación en nuestro territorio cuando se compara con otras comunidades españolas? Esta asociación que nació en 1983, siempre ha mantenido una buena relación con la administración, con los diferentes organismos que nos han regulado, escuchando nuestras propuestas y ofreciendo siempre alternativas y soluciones. Somos una comunidad autónoma que dispone de una reglamentación correcta, el último reglamento es del año 2015, y por supuesto todo es mejorable. Desde el clásico Pinball a máquinas de última tecnología, ¿cuáles son las tendencias actuales en el sector de las máquinas recreativas para hostelería? El soporte de vídeo supuso una modernización de la máquina muy importante, no solo por el aspecto visual sino posibilitar al fabricante dotar a la máquina de mayor versatilidad y atractivo.  Sería necesario ir adaptándose a las nuevas necesidades que vaya demandando el mercado tanto tecnológicas, como podrían ser los medios de pago, como la rapidez en la adaptación de los distintos reglamentos. ¿Qué ha significado la llegada de las tecnologías e internet al mundo del juego y el azar? ¿Cómo se han adaptado a las nuevas plataformas, y sobre todo, a las nuevas necesidades que han surgido con ellas? Lo que ha cambiado ha sido la composición de la oferta con la entrada del juego online y de las apuestas deportivas, los cuales han crecido más que el resto. La apertura de salones de juego en España presume de cifras que no se ven en otro tipo de comercios. ¿Desde la Asociación, cómo se interpreta este dato? Los salones de juego son otro subsector dentro del juego privado, que debido a que en los últimos años se ha modificado mucho su normativa, disponen en sus locales de una amplia oferta de ocio, con premios más elevados, que los que pueden ofrecer las máquinas instaladas en un establecimiento de hostelería. Una de las principales causas de alarma social en esta materia es la adicción al juego y el fácil acceso de los menores de edad a determinados juegos online, e incluso a establecimientos. ¿Cómo se aborda esta cuestión y cuál es la mejor forma de prevención? Yo, en principio, no la calificaría como alarma social sino más bien como “una alarma política y mediática”. En cuanto al tratamiento informativo que recibe el juego en general, consideramos que se hace un uso tendencioso de los datos. El 75% de la población adulta juega con asiduidad tanto a los juegos públicos como privados como una opción de ocio, dentro de una oferta de calidad y con garantías. La tasa de juego problemático es del 0.3%, tal y como recogen estudios realizados por el Ministerio de Sanidad y por el propio sector. Como bien he dicho anteriormente el aumento de la publicidad del juego online, ha contribuido también a la sensación de crecimiento del sector y la mejor forma de disminuir esa alarma, sería regular la publicidad y desarrollar campañas informativas y de juego responsable. ¿En qué nuevos proyectos o retos se centra AZEMAR en estos momentos? Estamos a la espera de conocer a los nuevos reguladores, tras elecciones autonómicas, para estudiar mejoras fiscales y reglamentarias.