Compartir

Desmuestra un sesgo anticientífico al optar claramente, pese a no haberse iniciado todavía el estudio, por la imposición de medidas regulatorias a la publicidad dentro del deporte

Varias universidades británicas inician un estudio “científico” en el que comparan el Juego con el alcohol y el tabaco

AZARplus

La Universidad de Nottingham, en colaboración con la London School of Hygiene & Tropical Medicine y la Universidad de Glasgow, ha anunciado la elaboración de un nuevo estudio sobre el patrocinio deportivo por parte del Juego, que estará financiado por la prestigiosa Fundación Wellcome con 1,6 millones de libras.

El estudio tratará de dar una respuesta directa a la revisión de la legislación sobre el Juego realizada por el Gobierno británico, y ya en su presentación en sociedad parece tener un sesgo claro por parte de sus investigadores: “Si bien la revisión propuso una serie de reformas para los casinos, no logró establecer restricciones definitivas en cuanto a patrocinios de apuestas en el deporte profesional”, señalan desde la Universidad de Nottingham en relación al Libro Blanco, en lo que parece un claro sesgo.

Como puede comprobarse las palabras “no logró establecer restricciones” parecen indicar la necesidad de imponer coto a la esponsorización en el deporte. Una ideal inicial que echa por tierra la esperanzas en un estudio de investigación, que como tal debería optar por la neutralidad (una máxima en cualquier análisis científico).

El título del estudio, “Dejando el hábito: la historia del patrocinio deportivo “adictivo” en Gran Bretaña, 1965-2025”, parece ya indicar otra clara parcialidad. A través del mismo, se analizarán las relaciones de las industrias del tabaco, el alcohol y el Juego con cinco deportes profesionales (fútbol, rugby, cricket, fórmula 1 y tenis), desde los primeros acuerdos de patrocinio deportivo a mediados de la década de 1960 hasta 2025. Es decir mezclan “adicciones” sin sustancia con otras con sustancias como el alcoholo y el tabaco, clara y públicamente definidas como drogas. Los datos “revelarán” cómo surgieron estas relaciones y cómo se han ido configurando los acuerdos de patrocinio a lo largo del tiempo: “El informe demostrará cómo se establecieron los precedentes y cómo se negociaron o eludieron las limitaciones normativas durante el periodo de auge del patrocinio deportivo malsano en Gran Bretaña”.

La propia Universidad sentencia que el estudio “desvelará cómo el patrocinio deportivo por parte de industrias adictivas ha repercutido en la salud pública en Gran Bretaña durante los últimos 60 años”, añadiendo que “los peligros para la salud de las industrias del alcohol y el Juego son acuciantes”, y que “la carga económica anual del Juego perjudicial se estima en unos 1.270 millones de libras”.

Anna Greenwood, catedrática de Historia de la Salud de Universidad de Nottingham y directora del Proyecto, ha señalado: “Estamos muy contentos de haber conseguido este proyecto, que demostrará lo importantes que han sido los precedentes históricos a la hora de dar forma a las respuestas contemporáneas al patrocinio deportivo por parte de industrias insalubres”.

Heather Wardle, catedrática de Investigación y Política del Juego de la Universidad de Glasgow y codirectora de la Gambling Research de Glasgow, añade: “Dada la omnipresencia de las asociaciones entre el fútbol profesional y el Juego, a menudo resulta difícil recordar que antes no era así. A medida que la Industria del Juego amplía sus asociaciones con otros deportes, es vital explorar las medidas que tomaron para establecer esta “nueva normalidad”. Este proyecto examinará cómo el poder comercial y la toma de decisiones han influido en nuestros entornos deportivos y qué debería hacerse al respecto”.

Pese a que el estudio aún no ha sido desarrollado, con semejantes declaraciones, podemos ya aventurar los resultados que arrojará el mismo, el cual será publicado “oportunamente” durante una etapa crucial para el país británico en lo que a Juego se refiere.

1 Comentario

  1. Aquí llevamos ya muchos años estando dentro del saco del consumo de tabaco, drogas y alcohol.

    Y por cierto si una defensa a ultranza por parte del Sector y por eso estamos ahora con tantas restricciones, eso si cada vez somos más “responsables”.

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados