Compartir

Suma y sigue... un ejemplo más de lo urgente y necesario que resulta regular a la ONCE y, en general, todo el Juego Público para favorecer la práctica de un Juego Responsable

“Una vecina de Rincón de Soto gana un millón de euros en el RASCA” a través de la Web, proclama la ONCE y corea la Prensa

AZARplus

Una vez más, desde AZARplus denunciamos que la ONCE siga diseñando las características de sus productos de un modo tan poco amigo del Juego Responsable, además de contar con una inexplicable permisividad y complicidad mediática e institucional que resultan en casos como el que nos ocupa en esta información.

Lo instantáneo de los Premios, aspecto que por cierto, destacó Mikel Arana como diferencia fundamental entre el Juego Público y el Privado para justificar el trato diferente de ambos ámbitos de la Industria y que se constata una vez más que es notoriamente incorrecto, es aquí en un Juego de la ONCE, es decir, de un Juego Público o Semipúblico, una característica esencial que, además, se subraya en el mismo nombre del producto, Rasca Mega Millonario, además de la alusión a grandes cantidades de dinero, creando un binomio de riesgo.

No falta tampoco el elemento del Juego Online en este caso, que tanto criminaliza el Ministerio de Consumo en la Industria Privada, mientras en este caso, al tratarse de Juego Público no parece suponer un problema. Basta con visitar unos segundos la web de Juegos ONCE para leer repetidas veces expresiones como “gana al instante” o “gana hasta” en diferentes productos. Además de promesas de una vida mejor, bien con Sueldazos, con Premios millonarios inmediatos o con otros que “no te cambia la vida, pero te cambia el día”, eslogan del Triplex de la ONCE. ¿Y, es esto un ejemplo de Juego Responsable?, sinceramente, a la luz de lo apuntado, cuesta creerlo…

El apoyo mediático es otro aspecto llamativo que habla por sí mismo, pues en la información de Larioja.com se titula poniendo el foco en la agraciada, convirtiendo su caso en todo un “caso de éxito” que incita claramente a emularla, titulando que “una vecina de Rincón de Soto gana un millón de euros en el rasca Mega Millonario de la ONCE” declaraciones de la afortunada incluidas, no solo es publicidad gratuita, sino un lamentable ejemplo acrítico, que choca incluso con un concepto mínimo de Juego Responsable. Con el agravante de sumarse a la maquinaria publicitaria que el Estado privilegia en horarios y libertad de mensaje, argumentando que el Juego Público “no tiene ánimo de lucro”, tal y como sostiene también el Director General de Juego de la DGOJ, dejando de lado la importancia clave e irrenunciable que, sin duda, tiene el Juego Responsable.

En definitiva, estamos ante un ejemplo más de lo urgente y necesario que resulta regular a la ONCE y, en general, a todo el Juego Público, de forma acorde con los valores y principios del Juego Responsable. Como siempre, invitamos a nuestros lectores a formarse su propio criterio, aportando información para ayudarles a tener su propia opinión al respecto.

 

VER LARIOJA.COM

Compartir
MACARENA

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados