Publicidad
Deslizar para leer la noticia
Compartir

TÍTERES SIN CABEZA, por Carlos Lalanda

Carlos Lalanda

El Presidente del Comité de Expertos que ha presentado el Informe para la reforma del Sistema Tributario en España, decía el pasado Jueves en su presentación ante el Ministro de Hacienda, que en el mismo “no se dejaba títere con cabeza”, una expresión muy popular que anticipaba unas propuestas modificadoras de prácticamente todo el abanico de tributos y figuras tributarias aplicables en España.

Se esperaba que muchas figuras y aspectos controvertidos en el IRPF, en el IVA, en Impuesto sobre Sociedades, en Impuestos especiales, etc, fueran objeto de crítica, y desde una perspectiva de conjunto al examinarse de forma global y unitaria todo el sistema tributario español.

Sin embargo, y al día siguiente, con la presentación y lectura del Informe de 435 páginas, observamos que nada se dice acerca de la Tasa Fiscal sobre el Juego, a salvo de una mera referencia de conjunto a los tributos estatales que están cedidos a las CCAA. Como si no existiera o fuera una figura tributaria sin importancia.

En tiempos pasados estos olvidos solían suscitar comentarios entre los empresarios del sector afectados por esta carga tributaria de que era mejor así, que la “Tasa” mejor no tocarla; muchos repetían como un mantra el dicho popular: “virgencita, que me quede como estoy”. Pero esta actitud ante las posibles reformas de la Tasa parecía haberse superado, después de años en los que las percepciones parecen haber cambiado, y es corriente a corear casi al unísono que la “Tasa” ha de converger a un tipo único de un 10%. No es que este sector pague menos que otros, es que, además de pagar y tributar en lo común que otros sectores pagan y contribuyen, la aspiración consiste en contribuir con un tributo adicional de “solo” el 10% (no ya sobre los beneficios, sino sobre su “margen de juego”).

Pero el olvido de la Tasa de Juego por los expertos coincide con una Propuesta asombrosa en otro capítulo del Informe. La número 72 recomienda que se reduzca el ámbito de la vigente exención en IVA de las loterías y otros juegos de azar y dinero, estableciendo condiciones y límites para que “gocen” de tal exención. Como al mismo tiempo hace una comparación con el régimen del alcohol, tabacos e hidrocarburos (que están doblemente gravados), y el objetivo es “mejorar la capacidad recaudatoria del IVA” mucho nos tememos que la recomendación tiende a la eliminación completa de la exención. Y se propone sin la eliminación correlativa de la Tasa de Juego.

Si no entiendo mal , en tal caso se trataría de gravar “adicionalmente” con un 21% de IVA todas las Loterías, Apuestas, Bingos, Máquinas de juegos, casinos, el juego Online, etc, Sobre la base del total del volumen de operaciones, que es la base de este Impuesto.

Un verdadero disparate, se mire como se mire, si tenemos presente la mayoría de todas estas actividades empresariales, la carga tributaria es prácticamente imposible de trasladar o repercutir al usuario y el empresario se convierta en el verdadero “contribuyente”, como ocurre con alcoholes, tabaco, o hidrocarburos, que se traslada al precio. Pero además, el “margen” de negocio” en las actividades de juego (muchos ya lo denominan “win”), es inferior al 20% (máquinas de juego, bingos, apuestas), o incluso inferior aún (casinos, juegos online,etc menor del 10% ) de manera que los márgenes (y no solo los beneficios), quedarían automáticamente confiscados, incluso antes de pagar la Tasa de Juego. Solo las Loterías , SELAE y ONCE , con productos cuyos márgenes van del 30% al 40% podrían salvarse, aunque muy probablemente ya en el rango de los beneficios de explotación, quedarían igualmente confiscados.

Todas las empresas organizadoras de juego, incluidas las online, tendrían que volver a la clandestinidad en el ejercicio de aplicación del IVA de esta forma.

Al referirse el Jueves el Presidente del Comité, sabio entre sabios, a que el Informe “no dejaba títere con cabeza”, y sin tenerlo entonces a la vista, alguien hubiera llegado a pensar que, quizás, esta expresión contemplaba una eliminación total o parcial de un “títere” metafórico (la Tasa Fiscal sobre el juego), con 17 cabezas, una por cada Comunidad Autónoma.

Pero no, ya el Viernes y a la vista de la Propuesta 72 hay quien se inclina por otra interpretación: que se estaba refiriendo a su propio equipo de expertos.

Carlos Lalanda.
carlos.lalanda@loyra.com
Madrid, 16 de Marzo de 2014

Compartir
NOVOMATIC

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados