Compartir

SÍ a un Juego Saludable y Sostenible

En AZARplus ya lo venimos advirtiendo desde hace mucho tiempo y antes del verano Club de Convergentes lo ratificó con su Código Ético que la única manera que tenemos para corregir la mala imagen del Sector que ofrecen los medios generalistas y que cada vez más cala en la Sociedad Civil, que por primera vez en nuestra Historia se esta movilizando en nuestra contra, es abogar por un Juego Saludable y Sostenible.

En AZARplus ya lo venimos advirtiendo desde hace mucho tiempo y antes del verano Club de Convergentes lo ratificó con su Código Ético que la única manera que tenemos para corregir la mala imagen del Sector que ofrecen los medios generalistas y que cada vez más cala en la Sociedad Civil, que por primera vez en nuestra Historia se esta movilizando en nuestra contra, es abogar por un Juego Saludable y Sostenible.

Hoy publicamos una noticia de El Confidencial con un estilo y un tono contra las Apuestas Deportivas y las Salas que las comercializan que es desolador. Se da a entender que la irrupción de esta práctica de Ocio en el Deporte favorece o incluso propicia los amaños. Pero no solo eso, también se lamentan de que los Equipos y la propia Organización de las competiciones se hayan “rendido” ante las Casas de Apuestas consintiendo ser patrocinadas y contribuyendo con eso a la desviación del espíritu puramente deportivo de las competiciones. Todo un despropósito. No solo se hace gala de una falta total de conocimiento sobre lo que aporta el Sector a la hora de destapar las indeseables tramas de amaños sino que se utiliza un lenguaje ofensivo y unas veces más veladas y otras más directamente se lanzan acusaciones infundadas muy graves.

El remedio contra esta lacra informativa y conceptual, no es, como se está demostrando con los hechos, recurrir al famoso concepto de Juego Responsable. La impactante campaña que acaba de sacar William Hill y de la que también nos hacemos hoy eco en la edición de hoy es buena prueba de ello. Focaliza la campaña en dar por sentado que el Juego es el que hace daño a las personas y por tanto, que ellos se encargarán de que nadie pueda tener o tenga más problemas con sus productos. Una idea que, lógicamente, ayuda sin quererlo a mantener esa imagen perversa que se da a la Opinión Pública del Juego.

La apuesta por el concepto del Juego Responsable se hace con buena intención pero no parece que sea la solución, lo estamos comprobando, porque ahora más que nunca se nos tacha de “mafia irresponsable y codiciosa que lo único que persigue es su propio beneficio a costa de los más desfavorecidos”, “el nuevo opio del pueblo” califican al Juego desde la Asociación de Ludópatas que más daño hace a nuestra Industria, ya hemos dado numerosas pruebas de esta afirmación en nuestras páginas.

¿Hay solución? Sí. El concepto de Juego Saludable y Sostenible. Y es que, nuestras políticas de comunicación y actuación tienen que ir en esta línea, como demostró magistralmente el Club de Convergentes en la celebración de su último Aniversario: Somos así, hacemos las cosas de esta manera y aportamos esto a la sociedad. Hay que centrarse en el valor positivo que ofrece el Juego a la Sociedad como un espacio más de Ocio y cuidar a nuestros clientes. Existe sin embargo un porcentaje pequeño de personas que tienen problemas con el Juego, como también existe un porcentaje pequeño de personas que tienen problemas con cualquier otro servicio o producto que se ofrezca a la sociedad pero no por ello los fabricantes de esos productos tienen que hacerse responsables del mal uso que hacen estas personas de sus productos o servicios porque en sí mismos no son el problema. La sociedad tiene mecanismos de ayuda para estos colectivos, y no nos olvidemos que están subvencionados con los impuestos y que el Juego Privado aporta gran parte de este montante. Si el sistema de Salud no es lo suficientemente capaz de asumir sus competencias no debe pagarlo un Sector. Es decir, que nuestra Industria cumple rigurosamente con las normativas, se somete a fuertes medidas de inspección y sancionadoras y soporta unos impuestos, en general, desorbitados.

Se están poniendo las cosas muy difíciles para nuestro Sector, por ahora no se están materializando como ocurre en otros países como Italia, pero por eso, más que nunca tenemos que dar la cara con un mensaje común: Sí, a un Juego Saludable y Sostenible.

Compartir
NOVOMATIC

7 Comentarios

  1. De acuerdo Juego saludable y sostenible
    Y de acuerdo impuestos, a veces, desorbitantes.
    Sólo falta que la opinión pública acabe siendo informada de forma que nuestra Industria llegue a verse como natural que lo es

  2. La “ culpa” concepto con el que hemos de acabar
    Basta ya de que todavía haya jugadores que tengan que esconderse si les apetece ir a jugar ! Cada vez menos y sin esa “vergüenza” exagerada en los comienzos de nuestra actividad tan incluida en el ocio como cualquiera que nos haga pasar un buen rato, e! que cada cual emplee su dinero disponible en lo que le apetezca
    Jugar es muy distraído y la oferta entorme

  3. Y gracias a Empresarios con mayúscula que inventan, desarrolla, invierten, arriesgan y proporcionan
    salas de todo tipo para utilizar nuestro tiempo libre en lo que nos apetezca
    Y claridad enorme hasta en los lugares en que se juega ! Que gusto verlos desde el exterior, que nos atiendan y colaboren en mostrarnos las fórmulas por si finalmente nos apetece jugar

  4. Me alegro de que en el editorial se aborde el asunto, porque me he quedado atónito al leer la noticia de William Hill. Esos señores o son idiotas o son inmorales. Inmorales si piensan que hacen negocio haciendo daño a la gente y siguen con ello. Idiotas si creen que su trabajo es legítimo y digno y escupen sobre ello para hacerse los santones, porque van a provocar el incendio que quemará su propia casa. Y la imagen del rostro doble es patética, un regalo para todas las campañas antijuego que estamos sufriendo.

  5. Las apuestas en los partidos SI son la causa del amaño de los partidos ; hay que decir ls cosas como son .
    Naturalmente que las Casas de Apuestas no tienen la culpa sino que al revés son las perjudicadas . De modo que prohibir las apuestas para que no haya amaños sería como prohibir las Joyerías para que no haya robos en las Joyerías .

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados