Compartir

El exministro de Justicia considera "preocupante" el intento del Gobierno de "suprimir prácticamente" la publicidad del Juego Online, y crítica la falta de apoyo al Sector, en declaraciones a Europa Press, cuyo audio también difundimos

Rafael Catalá: “Los datos demuestran que en España no hay un problema de Juego patológico”

AZARplus

Rafael Catalá, ex Ministro de Justicia, ha manifestado de forma clara y contundente, en una entrevista a Europa Press, su rechazo a la actual política del Gobierno central y de “algunos gobiernos autonómicos” en relación al Juego, criticando el planteamiento “muy restrictivo y muy negativo” que se está realizando cuando, sin embargo, “los datos demuestran que en España no hay un problema de Juego patológico”, dijo.

En este sentido, Catalá destaca en la entrevista tanto la falta de ayudas para levantar el Sector en estos difíciles momentos, como en la futura regulación de la publicidad del Juego Online.

Por un lado, subraya que la actual crisis ha supuesto para el Sector “un impacto durísimo”, al igual que ha ocurrido con “todos los sectores de consumo, afectados por la paralización de la actividad económica por el cierre de los locales”. Dentro de este contexto, el exministro señala que la Industria del Juego es “un sector súper regulado y, por lo tanto, requiere también de un planteamiento positivo”. Al respecto, señala que este “está reclamando un plan de ayudas que permita la recuperación de un sector económico, que aporta recaudación fiscal, y que contribuye a la economía de nuestro país”.

Sin embargo, tal y como señala, en lugar de “pensar cómo actuar para recuperar la actividad económica”, se lleva a cabo el citado planteamiento negativo, “lamentablemente, por parte de algunos gobiernos autonómicos o por parte del Ministerio de Consumo”. Un enfoque que no tiene razón de ser puesto que, según subraya el entrevistado, “en España hay datos que demuestran que en el año 2020 las cantidades que dedicamos los españoles al Juego son los inferiores son las que dedicamos en 2008. Es decir, el Juego no aparece cuando el CIS o cualquier otra entidad de investigación hace sus encuestas. Asimismo, recalca que “el Juego nunca aparece como un problema los menores, estos no juegan, tienen prohibido jugar y no es cierto que que accedan a los locales del juego”., además de añadir que “el Juego patológico tiene unas ratios en España muy por debajo de la Unión europea y, sin embargo, algunos se empeñan en querer transmitir la idea de que el Juego es un problema, cuando no lo es, en absoluto”.

La política relativa a la publicidad del Juego Online constituye un claro ejemplo de los “enfoques tremendamente limitativos” del Ministerio de Consumo, señala, apuntando que “cuando el regulador aborda un sector económico ante la desconfianza o desde un planteamiento negativo es muy preocupante”. Entre otras razones, “porque lo que hay que hacer en este momento en España es ayudar a la recuperación económica y no seguir poniendo problemas”. En el caso de la publicidad del Juego Online, sobre la que “creo que habría que reducirla y reuglarla más estrictamente”, una restricción extrema no solo afectará al Sector, señala. En concreto, explica que “si la suprimes prácticamente, como lleva a cabo el Ministerio de Consumo en el Proyecto de Decreto que se ha presentado, se va a ver afectado el sector del juego, sin duda, pero también los medios de comunicación, que son soportes publicitarios importantes, y los clubes deportivos de muchos deportes, que tienen patrocinios de las empresas de Juego“. Por lo tanto, “toda esa visión global hay que tenerla en cuenta antes de adoptar ninguna postura limitativa, máxime, como digo, cuando los datos demuestran que en España no hay un problema de juego patológico ni de juego excesivo, pese a que algunos han intentado decir eso sin ningún dato y sin ningún fundamento”, concluye.

VER EUROPAPRESS.ES (incluye el audio)

Compartir
NOVOMATIC

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados