Compartir

El Director General de Tributos y Juego de la Comunidad Valenciana habla por primera vez con la Industria del Juego a través de esta interesante entrevista en Exclusiva concedida a AZARplus

RAFAEL BENEYTO: “No tengo ideas preconcebidas. Estoy estudiando la realidad del Sector”

AZARplus

Inmediatamente transmite las mejores vibraciones del diálogo y de su disposición a encontrar soluciones después de escuchar a todos los agentes implicados. No le ha tocado una responsabilidad nada fácil con un clima social enrarecido en torno al Juego y una Ley en ciernes sobre un tema en el que, con sinceridad y lejos de toda prepotencia, declara su total desconocimiento hasta hace cuatro meses. Pero es evidente que asume su trabajo y su responsabilidad desde un nivel de compromiso y con un espíritu conciliador que merecen la mejor acogida.

Entrevista a Rafael Beneyto, Director General de Tributos y Juego de Valencia

La primera pregunta para un Director General que asume competencias en Juego es muy personal. ¿Conoces directamente esta actividad, eres aficionado o practicante de alguna modalidad de juego?

No te respondo refiriéndome sólo a mí: El Secretario de Hacienda, el Subdirector General de Juego y yo mismo, que somos en la Consellería los que más tenemos que ver con el Juego, básicamente la experiencia que tenemos es la de colaborar comprando décimos o participaciones de lotería a alguna ONG o Asociación como ayuda a sus fines. No, yo no participo en ningún tipo de juego, ni presencial ni online.

¿Con aproximadamente cuatro meses cumplidos al frente de la Dirección General de Tributos y Juego qué balance puedes hacer de este breve periodo?

Lo cierto es que cuatro meses, y uno de ellos de periodo estival, dan poca experiencia y permiten hacer pocos balances. Tengo que reconocer de entrada que es un Sector complejo, variado, con muchos intervinientes y muchos aspectos colaterales e incluso un Sector cuya percepción social ha cambiado mucho en los dos últimos años. Estoy en fase de ponerme al día y estudiar antecedentes y realidades.

¿En este proceso ya has comenzado a tener reuniones con Asociaciones o los distintos agentes de la Industria?

Da la casualidad que teníamos prevista una serie de reuniones a instancia de diferentes Asociaciones y se han tenido que posponer. Había una lista importante de peticiones, pero al ir dando fechas nos encontramos con que no les era posible a los interesados. Pero no hay ningún problema de rechazo ni de nada parecido y cuando coincidan las agendas se harán esas entrevistas que lógicamente no podrán haberse celebrado durante los dos primeros meses, ya que estábamos inmersos en todo el trabajo de los Presupuestos y la Ley de Acompañamiento.

¿Llegarás a estos encuentros con posiciones prefijadas? La pregunta surge ante el clima creado en la opinión pública contra el juego con la difusión de informaciones muy duras, que nosotros creemos injustas e injustificadas, pero que repercuten en todos los ámbitos, incluso en los políticos.

Yo no tengo prejuicios, no tengo ninguna idea preconcebida y debo de ser consciente de que parto del desconocimiento. Estamos en una situación un tanto singular para considerar toda la cuestión ya que hemos iniciado por segunda vez el trámite parlamentario de la misma Ley del Juego. La anterior se empezó a redactar a finales de 2017 y llegó al Parlamento en octubre de 2018 y cuando ya se habían presentado las enmiendas por los distintos Grupos se interrumpió la legislatura y hubo elecciones.

Y consecuentemente ha habido que partir de ese punto.

Claro, para acelerar el proceso hemos presentado el mismo Proyecto de Ley. Ahora estamos a la espera de que los Grupos parlamentarios presenten nuevamente sus enmiendas. Es una situación idónea para que se reiteren las iniciativas por parte de todos y se pongan de relieve las distintas sensibilidades que existen. Están abiertos los contactos y los distintos planteamientos, que es de dónde tiene que surgir la Ley con su correspondiente debate parlamentario.

Un proyecto de Ley que ya ha tenido como consecuencia una sentencia del Tribunal Supremo anulando la famosa y polémica distancia de 800 metros, aunque queda abierta la posibilidad de otras formulaciones.

Nuestra posición evidentemente es la de acatar la sentencia. Es una sentencia que falla en contra de la Generalitat y de dos Asociaciones ante un Recurso de Casación que presentamos a una sentencia de la Sala Contencioso-Administrativa de la Audiencia Nacional sobre un Decreto del año 2015, del Gobierno que había antes de ese 2015. Pero en 2018 el nuevo Gobierno ya modificó ese Decreto acompañando las medidas de interés general que justificaban la distancia. Y el Decreto de 2018 está vigente porque no hay ninguna sentencia que lo anule, el que está anulado es el de 2015, lo que significa que a efectos prácticos está vigente la distancia de 700 metros. No obstante quiero aclarar que la sentencia del Supremo señala que frente al principio fundamental de la libertad de establecimiento de las empresas también está en este caso la posibilidad de que la Administración por razones imperiosas de interés general y debidamente justificadas plantee alguna condición. Y estamos en la fase de analizar en un Grupo de Trabajo interdepartamental si existen estas razones para mantener ese tipo de distancias.

Pero, ¿y en lo que a la Ley respecta?

En la Ley no están contempladas inicialmente las distancias, lo están en un Decreto de este Gobierno que está totalmente vigente.

Además de las distancias, en cuanto a los Salones nos queda la cuestión candente del control de acceso. La Operación Arcade después de 2.800 visitas por toda España, excepto el País Vasco, arrojó la cifra de 28 menores registrados, pero también es cierto que la Comunidad con mayor incidencia fue la Valenciana.

A mí me origina la misma reflexión que cuando se habla de los accidentes de tráfico. La posición depende de si eres víctima, familiar de la víctima, Administración o Regulador, pero en todo caso la situación es grave si se da algún caso. Por eso tanto la entrada de menores como las distancias son temas que hoy están siendo contemplados por el conjunto de las Comunidades Autónomas. Estamos todos más sensibles y eso debe dar pie a soluciones y posturas de equilibrio ya que no podemos obviar que un establecimiento donde se practica el juego tiene un plus de estímulo para los menores.

Otro punto conflictivo en torno a la normativa y la situación sectorial en la Comunidad Valenciana es el que atañe a los terminales de juego online en la Hostelería.

He consultado los antecedentes que hay a partir de la presentación de enmiendas en la anterior legislatura. Hay planteamientos radicales de prohibición y otros más suaves de introducir mecanismos de activación como existen en las máquinas de tabaco. Pero todo ello tendrá que verse ahora con lo que propongan los Grupos parlamentarios.

¿Pero también se oirá la voz del Sector?

Yo sólo puedo trasladarte el compromiso de este Gobierno de que ahora va a producirse un debate en las Cortes Valencianas sobre la Ley de Juego y eso va a potenciar un periodo en el que los colectivos y las personas que quieran participar podrán hacerlo trasladando a los distintos Grupos parlamentarios sus inquietudes y sus planteamientos. La Dirección General no puede tener otra posición además de esa.

El tema de los Casinos es muy recurrente en todas las Comunidades por la elevada presión fiscal que sufren, que incluso ha hecho inviable algún centro. ¿Cuál es su situación en Valencia?

Nosotros estamos dispuestos a escuchar y a contemplar todas las posiciones. De momento estamos repasando la Ley del Juego de 2018 y se va a plantear una inmediata Comisión del Juego, pero las cifras no reflejan ninguna evolución ni tensión negativa.

Sin embargo, con lo previsto en la Ley queda abierta la posibilidad de optar a nuevas licencias de Casino, ¿es que se va a convocar algún concurso de adjudicación?

La Ley, una vez aprobada, nos obligará a toda la revisión de su desarrollo reglamentario. Concretamente en los Casinos la Ley supone una eliminación de restricciones, por lo tanto, debería ser una buena noticia para el Sector porque se intenta poner fin a situaciones injustificadas de monopolio. Es un planteamiento que va en la línea de libertad de empresa y libertad de establecimiento y creo que la acogida será positiva.

Pasemos a los Bingos y a las nuevas tecnologías y modalidades desde las que se lucha por la reactivación de las Salas.

En lo que concretamente se refiere al Bingo Electrónico tengo que profundizar más, porque como decía al principio aún no he tenido el tiempo de formar criterios definitivos, pero no veo problemas para que las relaciones sean fluidas en las mejoras del sector.

Sabemos perfectamente que las competencias autonómicas se ejercen sobre el Juego Presencial, pero el juego online está también en el territorio y lo practican los valencianos a quienes les llega su publicidad, su oferta y sus efectos. ¿Cómo abordar esto desde la Dirección General?

Siempre que el Servidor del juego online esté instalado en la Comunidad estará sujeto a la nueva Ley del Juego. Pero es cierto que la mayoría de Servidores están fuera y ahí hay un Real Decreto de Comunicaciones Comerciales y Juego Responsable pendiente de aprobación por la Administración General del Estado al que esta Comunidad ha presentado sus alegaciones. Sobre todo, hemos planteado que la publicidad del juego online debería estar más regulada. No se debería abusar tanto de personajes con cierta relevancia social, deportiva o artística; el horario debería estar fijado en franjas sin menores; no se debería usar tanto la recompensa como instrumento de atracción. Pero hasta que no se promulgue el Decreto poco más podemos hacer.

¿Tampoco se puede hacer desde las competencias autonómicas con respecto a la publicidad o la expansión sobre el terreno de los Juegos Públicos de SELAE y la ONCE?

Dependerá de los trámites parlamentarios. Desde la Dirección General en el Proyecto de Ley hemos contemplado que tanto SELAE como ONCE tienen una reserva por ley de su juego básico y en eso no podemos inmiscuirnos ni plantear ninguna condición siempre que sea ese tipo de juego y en sus propios establecimientos; pero todo lo que sea otro juego o se utilice establecimientos de hostelería o de comercio en general ahí sí que se va a necesitar autorización del Gobierno autónomo. Y esto tiene dos puntos de vista: Posibilitarles que vendan en pequeñas localidades donde no hay ninguna opción de instalar sus locales, pero hacerlo ciñéndose a las condiciones que marca para el juego la Generalitat valenciana para todos los Operadores.

¿Y en cuanto a la publicidad de estos juegos? Porque lanzar el mensaje de que por un euro puedes hacerte millonario en horarios infantiles y por los medios más multitudinarios es algo que ocurre constantemente.

El Decreto del Gobierno sobre Publicidad del Juego es del año 2014, seguro que se podrán introducir mejoras y modificaciones. De hecho, tan pronto como esté aprobada la Ley desencadenará la revisión de todas las normas y desarrollos reglamentarios, y entre ellos estará la publicidad.

Rafael, en sólo cuatro meses de ejercicio de tu cargo ya has tenido encuentros con la DGOJ del Gobierno central.

No, todavía no ha habido ninguna reunión en la que hayamos tenido que participar. Si es cierto que en el Consejo Superior de Tributos que se reúne trimestralmente en Madrid he coincidido con otros compañeros de otras Comunidades Autónomas con competencias de Juego. Tampoco se ha reunido desde entonces el Consejo de Juego Responsable.

Eres economista y experto en finanzas. Y ahora le preguntamos al autor del libro “El finançament dels valencians. Una insuficiència histórica” si no existe un exceso histórico en la fiscalización del Sector del Juego, mientras que éste se reivindica a sí mismo como un sector económico y de servicios normalizado.

Básicamente en el libro y otros estudios he participado como coautor sobre temas de Hacienda y financiación de Comunidades Autónomas, también he colaborado en publicaciones sobre sistemas financieros. Pero en todo caso en la fiscalización del Sector del Juego lo mejor es relativizar las cifras: lo que esta Comunidad ingresa viene a ser el 5% de todo lo que es el Juego Presencial. ¿Es mucho o es poco? Con la insuficiencia financiera que tenemos las Comunidades para prestar servicios de Sanidad, Educación y Protección Social siempre faltan recursos. Creo que tampoco tenemos una presión fiscal excesiva en el Juego y a mí lo que me sorprende son las cifras del juego online que recibimos, que esas sí las recauda la Administración central del Estado y las distribuye entre las Comunidades y esas sí que me parecen pequeñas.

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados