Compartir

Presentamos el número 33 de la Revista AZAR, cuyo tema central fue el futuro Reglamento, una auténtica tabla de salvación para la Industria del Juego por aquel entonces, tras las consecuencias de lo que nuestro Editor de Honor calificó en 1982 como “Rosonazo"

Nuevos aires de esperanza para el Sector en el verano del 87

AZARplus

En el Verano de 1987 el Sector respiraba verdaderos aires de esperanza. La extraordinaria labor política desarrollada por José Ignacio Cases, al frente de la Comisión Nacional del Juego, iba a fraguar en un nuevo texto reglamentario que ofrecía seguridad y futuro a una Industria todavía lastrada por las consecuencias de lo que nuestro Editor de Honor calificó en 1982 como “Rosonazo”. Con el nuevo Reglamento se ponía fin a un quinquenio maldito que estranguló el crecimiento del Sector haciendo florecer una llamativa red de ventas de permisos de explotación y pareció querer asentar para siempre la maligna e injusta “contingentación”.

La Libertad de Mercado y la Libertad a secas estaban todavía parcialmente encadenas para unos empresarios, cuyo único delito era el haberse dedicado a ejercer una actividad legal. En cierto sentido, podría decirse que la furia de algunos políticos del ayer coincidía con la que estamos viviendo hoy…Pero aquella situación, afortunadamente solo fue transitoria.

La visión de José Antonio Martinez y la convicción de Joaquín Franco ” Lo que es igual para todos no supone ningún privilegio para ninguno ” iban a ser decisivas…Y nuestra Revista AZAR, que ya dio la gran Exclusiva de adelantar el texto íntegro del nuevo Reglamento en su número 32, también ofreció a sus lectores la no menos grande Exclusiva de informar sobre las 100.000 peticiones de permisos de explotación que se “colaron” legalmente antes de la aprobación del nuevo Reglamento. Se organizó un gran escándalo, pero, al final, las aguas volvieron a su cauce con algunos consensos, consiguiéndose abrir prometedoras rendijas en las puertas de la Libertad.

Una Libertad que se nos negaba y un desconocimiento del Sector que se hacía palpable hasta en las mismísimas ruedas de prensa posteriores al Consejo de Ministros. Así, a una pregunta de la Revista AZAR, el Ministro de Cultura y Portavoz del Gobierno aseguró que “Con estas nuevas disposiciones no parece necesaria una Ley del Juego”… Se refería al nuevo Reglamento y estaba demostrando que ni siquiera se había leído la Referencia Oficial del Consejo de Ministros en la que se dejaba claro que el Gobierno apostaba por una Ley del Juego…que, dicho sea de paso, jamás llego a aprobarse… En fin, eran tiempos difíciles, aunque de una gran actividad política y empresarial. La Audiencia Nacional declaraba ilegal el cupón de Prodiecu, CIRSA estuvo a punto de comprar Agua de Solares, la Empresa andaluza FARESA ganaba cincuenta millones y algunas de las Asociaciones más importantes del momento como Facomare, Andemar y Anesar pactaban un frente común ante el posible texto de la anunciada Ley del Juego… Por lo demás,CIRSA inauguraba su flamante Delegación en Málaga, Antonio Inglés se convertía en Ejecutivo de AZAR,  Reyes Durán conseguía la Presidencia de la ONCE y Jesús Álamo era nombrado miembro del Comité de Organización de INDUFERIAS, la única y verdadera Feria relacionada con el Juego que ha existido en Valencia y que, lógicamente, desapareció poco tiempo después…

Tiempos controvertidos, pero igualmente animados… Julio Marroquí se fotografiaba sonriente con dos hijas de Juan Paredes, INDER brillaba en el Eurobuilding y nacían nuevas Distribuidoras en todo el territorio nacional, con sus consiguientes presentaciones multitudinarias de productos… Sin ir más lejos, Pascual Esclapez, reunió a más de mil invitados en su Mora-Elche y Nino Carbonero triunfaba en Madrid con su firma VECOAT…

Naturalmente, en este número de AZAR reproducíamos del BOE el texto del nuevo Reglamento y también difundíamos a nuestros lectores el interesante debate producido en el Senado de Francia que culminó con la legalización de las Máquinas C en aquel país… Pero también, incluimos en este número de hace 32 años el segundo Capítulo de las Memorias de Adolfo Morilla, el legendario Fabricante y pionero del Sector tal y como lo conocemos hoy… No caeremos en la tentación de desvelar ahora lo que Don Adolfo nos relataba entonces… A Dios gracias, ustedes tienen las puertas abiertas para disfrutar de ese tesoro histórico y único, que solo AZAR puede ofrecer a todos…

VER AZAR Nº 33 JULIO 1987 (EDICIÓN DIGITAL)

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados