Compartir

Según el nuevo Informe de Europol sobre 'La participación de grupos delictivos organizados en la corrupción deportiva', en el que señalan el Juego Ilegal como uno de los aspectos críticos de la problemática a nivel mundial, especialmente a la hora de perseguir el blanqueo de dinero

Los Operadores de Apuestas Online y la regulación del Juego, claves en la lucha contra la corrupción deportiva

AZARplus

En su más reciente estudio sobre la corrupción deportiva, Europol destaca la importancia de abordar esta grave y compleja problemática a nivel mundial llevando a cabo investigaciones cuyo éxito depende, en gran medida, de la colaboración por parte de los reguladores del Juego y de los entornos regulados, frente a aquellos que no lo están, así como en relación al Juego ilegal. En este sentido, también es fundamental la colaboración por parte de los Operadores de Apuestas regulados, actualmente de gran relevancia en el entorno online, cuya buena disposición y valiosa contribución, especialmente en Europa, destaca el documento.

Así lo concluye el trabajo recién presentado por la entidad sobre ‘La participación de grupos delictivos organizados en la corrupción deportiva’, documento en el que destaca “el vínculo entre la corrupción deportiva y el crimen organizado: las características de las redes criminales, su estructura y su modus operandi”, según la nota difundida.

El documento se refiere a la corrupción deportiva como “un delito grave que involucra a grupos del crimen organizado (OCG, por sus siglas en inglés) que operan a nivel transnacional, y pueden servir como plataforma para que los grupos del crimen organizado sigan desarrollando esquemas de lavado de dinero a gran escala”.

Asimismo, se destaca que “las ganancias criminales anuales mundiales del arreglo de partidos relacionados con las apuestas se estiman en 120 millones de euros”. Y que “las apuestas en línea son cada vez más utilizadas por los grupos del crimen organizado para manipular las competiciones deportivas y los delincuentes suelen apuntar a las competiciones de menor nivel en diferentes deportes, con el fútbol y el tenis como los deportes más buscados por las redes criminales”.

Otras cifras relevantes aportadas señalan que “el tamaño del mercado mundial de apuestas para todos los deportes se estima actualmente en 1,69 billones de euros al año.

Por un lado, se estima que “el fútbol por sí solo representa más del 60% de este mercado. A nivel mundial, el 65% del volumen total de apuestas se registra dentro de las casas de apuestas asiáticas (incluidos los sectores regulados y no regulados / ilegales), el 21% cuenta para Europa y el 14% restante para el resto del mundo”. Asimismo, se apunta que “la facturación de los mercados de apuestas regulados a nivel mundial es solo el 25% del tamaño del mercado” reza el documento.

Otro aspecto que se subraya como importante hace referencia a que “mientras que en Europa una línea de crédito para apostar depende de las circunstancias financieras del apostador, las casas de apuestas asiáticas aceptan apuestas basadas en la confianza entre las dos partes involucradas. Esto aumenta exponencialmente los límites máximos de dinero de la fase de apuestas de esta criminalidad. Por lo tanto, los OCG invierten predominantemente en el mercado de apuestas asiático, ya que los mercados europeos ofrecen recompensas con apuestas más pequeñas permitidas. Además, los mercados europeos cooperan más con los organismos encargados de hacer cumplir la ley para revelar los datos personales de las cuentas de los apostantes”, explican.

La implicación de los Operadores de Apuestas no regulados en los casos de corrupción supone uno de los aspectos críticos a la hora de fomentar la corrupción. Un ejemplo lo constituye el blanqueo de dinero mediante la corrupción deportiva, que “puede ser una actividad relativamente sencilla, en la que se blanquean cantidades más pequeñas de dinero directamente mediante apuestas con fondos ilegales y se convierten en ganancias de apuestas ´legítima´. 

A menudo, mayores cantidades de efectivo ingresan al sistema financiero a través de operadores de apuestas en línea no regulados, particularmente en Asia. Este proceso garantiza el anonimato y la no trazabilidad a través del conocido ‘modelo de apuestas asiático’ o ‘sistema de agentes’. 

El blanqueo de dinero también puede realizarse mediante apuestas online, involucrando operadores de apuestas ilegales / no regulados. Además, los operadores de apuestas no regulados no cumplen con las regulaciones contra el lavado de dinero al no proporcionar información a los reguladores financieros”.

Abundando en esta misma cuestión, se apunta que “muchas casas de apuestas (especialmente asiáticas) tienen licencias de jurisdicciones offshore o de impuestos bajos. En este panorama complejo, los organismos encargados de hacer cumplir la ley enfrentan desafíos importantes”. En este marco, Europol indica que “las investigaciones de blanqueo de capitales, inicialmente no relacionadas con la corrupción deportiva, en ocasiones han resultado estar vinculadas posteriormente a investigaciones de manipulaciones deportivas. En otros casos, las investigaciones de los principales casos de  corrupción deportiva se han desarrollado en paralelo con las investigaciones de lavado de dinero debido a los vínculos aparentes entre las dos actividades delictivas (asociadas)”.

A la hora de combatir la corrupción deportiva se apunta que “el creciente número de casos de corrupción deportiva destaca claramente la importancia de llevar a cabo investigaciones financieras junto con las investigaciones de amaño de partidos. Las investigaciones financieras paralelas destinadas a identificar el número extendido de actores criminales involucrados, incluidos aquellos ubicados en un nivel más alto de la OCG que son responsables de financiar las operaciones de corrupción deportiva, son cruciales”. De este modo, se lograría un enfoque que “contribuiría a investigaciones más exitosas e integrales para revelar esquemas de lavado de dinero asociados y rastreo de activos ilícitos para acciones posteriores de recuperación de activos”.

El impacto del Covid-19 en esta problemática también ha dejado ver la importancia de la regulación del Juego, entre otros aspectos. El informe concluye que los OCG “se han aprovechado de las circunstancias cambiantes durante la pandemia”, apuntando que “el negocio delictivo continuó y se prevé que el impacto a largo plazo de la pandemia de COVID-19 pueda ser particularmente significativo en el área del crimen organizado, incluido el lavado de dinero y la corrupción”.

“Durante la crisis de la pandemia se registraron casos de ´partidos fantasma´ en el fútbol en algunos países europeos, en los que los reparadores anunciaban falsamente a las casas de apuestas, los apostadores y el público partidos que no existían para obtener beneficios fraudulentos de los mercados de apuestas que finalmente ofrecen tales partidos. En esos casos, las ‘coincidencias fantasma’ se anuncian  en las redes sociales, blogs o sitios web falsos y los reparadores crean alineaciones, estadísticas y resultados de coincidencias que no existen”.

En las siguientes conclusiones del documento, que reproducimos íntegras, se pone el acento en la importancia de abordar el problema de la corrupción deportiva mediante una colaboración de todas las partes interesadas. Se considera “fundamental desarrollar y mejorar la cooperación público-privada para garantizar un enfoque coherente de múltiples partes interesadas y multidisciplinario para una lucha eficaz contra la corrupción en las competiciones deportivas”. En concreto, se concluye que “este enfoque requiere la participación necesaria de todas las partes interesadas relevantes, incluidas las fuerzas del orden, las autoridades judiciales, los organismos deportivos, las autoridades reguladoras y otras autoridades públicas, los operadores de apuestas, así como las empresas privadas que brindan servicios de integridad y monitoreo de apuestas, y el público en general”.

Conclusiones del Informe

“El tamaño del mercado mundial de apuestas para todos los deportes se estima actualmente en 1,69 billones de euros. 32 por año. 

La corrupción deportiva relacionada con el amaño de partidos a menudo se considera un problema de integridad deportiva y, en menor medida, como un delito grave cometido por las redes del crimen organizado.

El informe describe la participación de los OCG en el ámbito de la corrupción deportiva y el modus operandi utilizado. La zona delictiva atrae también a grupos delictivos de tipo mafioso como OCG italianos, de habla albanesa, armenia de habla rusa y asiáticos. Este delito es altamente transnacional por naturaleza, mientras que la manipulación de eventos deportivos puede ocurrir en cualquier país y las actividades de apuestas asociadas pueden tener lugar dentro o fuera de la UE, a través de proveedores en línea o fuera de línea. Los OCG involucrados en la corrupción deportiva parecen tener una estructura de múltiples capas con roles, tareas y responsabilidades específicas.

Además, los OCG con sede en Europa y los sindicatos delictivos asiáticos pueden cooperar en diferentes esquemas o actuar de forma autónoma.

El fútbol parece ser uno de los deportes más seleccionados debido a su popularidad y al rico mercado de apuestas que se le atribuye; sin embargo, se cree que otros deportes profesionales también se ven afectados (por ejemplo, tenis, baloncesto y otros). 

La corrupción deportiva en el tenis (especialmente las competiciones de bajo nivel) es un área de creciente preocupación.

La corrupción deportiva puede generar enormes beneficios y brinda buenas oportunidades para que los OCG blanqueen dinero a gran escala (internacional).

El amaño de partidos no relacionado con las apuestas se ha informado a Europol solo ocasionalmente; sin embargo, este tipo de manipulación de partidos también se está produciendo en gran medida y no debe subestimarse. Debería prestarse mayor atención por parte de las autoridades públicas y otras partes interesadas pertinentes para identificar la escala real de la misma. El uso de tecnologías en línea es un factor facilitador para todos los delitos relacionados con la corrupción deportiva. 

Es fundamental desarrollar y mejorar la cooperación público-privada para garantizar un enfoque coherente de múltiples partes interesadas y multidisciplinario para una lucha eficaz contra la corrupción en las competiciones deportivas. 

Este enfoque requiere la participación necesaria de todas las partes interesadas relevantes, incluidas las fuerzas del orden, las autoridades judiciales, los organismos deportivos, las autoridades reguladoras y otras autoridades públicas, los operadores de apuestas, así como las empresas privadas que brindan servicios de integridad y monitoreo de apuestas, y el público en general.

También deberían desarrollarse más los sistemas de denuncia protegidos y los mecanismos de denuncia de irregularidades. 

Una mayor cooperación y coordinación entre las diferentes partes interesadas también puede ser beneficiosa para crear conciencia y abordar los desafíos relacionados con la experiencia limitada en esta área. Por las razones descritas anteriormente, es primordial que los Estados Miembros y los terceros involucrados aborden y prioricen esta desafiante área delictiva de manera más efectiva como una forma de abordar los OCG que operan en la UE y más allá”.

A continuación, damos paso al Informe íntegro (en inglés) para que puedan ampliar información.

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados