Compartir

Los caminos de la demagogia no son buenos para la salud

El Juego no puede nunca considerarse como un problema de salud pública. No tiene razón de ser puesto que nuestra actividad, por si misma, no es la causante de los malos usos que hacen las personas cuando eligen nuestros productos para disfrutar de su tiempo de ocio. También podemos enfocarlo de otra manera, rescatando las sensatas palabras de Alejandro Landaluce cuando dijo en la Segunda Mesa de debate del 8 Expo Congreso de Juego de Torremolinos: “El Juego no es responsable ni irresponsable, lo que hay que ver es qué uso hacen las personas de él”.

Las cifras avalan que no existe una alarma social con respecto a los problemas que algunas personas tienen con el Juego por lo tanto no se puede ni siquiera plantear el hecho de catalogarlo como solicitan desde hace mucho tiempo desde FEJAR. Estos días se ha llevado a cabo una jornada en Menorca en la que se planteaba precisamente esta cuestión y quedó claro que todo el acoso que está viviendo el Juego ha calado y mucho. Hay que recordar que cuando se abordan temas sensibles, si se quiere llegar a buen término hay que dejar a un lado los sentimientos y hablar con la razón en la mano, pero eso no fue lo que pasó en Menorca. José Antonio García y Alejandro Landaluce pusieron encima de la mesa la racionalidad de los datos y con la verdad de los hechos desgraciadamente no terminaron de convencer a la mayoría de los asistentes al debate que cerraron filas junto a sus prejuicios.

No se debe trasladar un mensaje alarmista a la opinión pública: en España no hay un problema de Juego. Existen casos individuales que, por supuesto hay que tratar, pero no por ello hay que generalizar y criminalizar a toda una Industria. Desde AZARplus, ya lo hemos manifestado muchas veces en esta tribuna, creemos que la mejor manera de cuidar a estas personas es a través de la Sanidad Pública, además recordemos que la tasa especial de Juego se debe utilizar precisamente para desarrollar estos Servicios Públicos de corte social. Pero de ahí a gestionar, administrar y regular nuestra actividad desde ese prisma hay un abismo, no sería lógico. El Juego es Ocio, Entretenimiento, y constituye un motor económico importante que genera muchos puestos de trabajo, por lo tanto debe regularse en función de estas premisas en los diferentes Ministerios de Comercio, Economía o incluso Hacienda.

Compartir

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados