Compartir

Laura y el Póquer Solidario en el Casino Gran Madrid

AZARplus

Es mi primer torneo en vivo, uf… lo reconozco estoy nerviosa. He elegido una buena causa para jugarlo: ayudar a los animales.

Me enteré en los foros de Póquer que David Cámara “Luzago” había tenido la gran idea de organizar una competición benéfica junto con la Asociación Nacional de Amigos de los Animales (ANAA) para recaudar fondos, y me dije: “este es el momento”. Con los 55€ que costaba el asiento, además de pasar un buen rato, colaboraría en una buena causa, 5€ para la Asociación más otros 5 extra con los que conseguía 10.000 puntos adicionales para comenzar la batalla, 60 euritos y una buena estructura, según dicen los entendidos.

El lugar, el emblemático Casino Gran Madrid de Torrelodones, también era mi primera vez allí. Esperaba encontrarme con ese lujo deslumbrante que derrochan los Casinos de las películas, y creo que en algún momento llegué a pensar que podría estar Robert de Niro por ahí en alguna Ruleta… No lo vi. Los jugadores más veteranos hablaban con un brillo especial en los ojos, entre “No va más” y “No va más” de los tiempos gloriosos, cuando el glamour rebosaba en este templo del Juego.

Veo movimiento ¡ya empieza! Tengo un nudo en la garganta, noto un cosquilleo en el estómago, uf… avanzo hasta colocarme en mi sitio. Mesa 7, puesto 7, buen augurio para muchos, para mí un número más. Comienza el torneo…

En el segundo nivel me pongo música para concentrarme, el sonido incesante de las fichas moviéndose entre los dedos del centenar de jugadores es atronador e hipnotizante, al final te va adormeciendo y hay que hacer muchos cálculos mentales para tomar una aparentemente fácil decisión entre cuatro opciones: check, call, bet o fold. En inglés, sí, el Póquer se transformó en Poker casi desde que el mismísimo Gonzalo García Pelayo lo introdujo en nuestro país y hasta corre el rumor de que lo patentó y todo: “Poker Texas Holdem”. Por supuesto, mi primer contacto con el Póquer como el del 95% de la primera hornada de Jugadores fue a través de su libro: “Aprende a jugar al póquer con los Pelayos”.

Dos ases. ¡Tengo dos ases! En seguida pienso que todo el mundo está notando que los tengo, se me acelera el corazón, intento controlarme pero no estoy segura de conseguirlo, me da la sensación de que la sangre se me agolpa en las sienes, en mi cara, pienso que si hay un apagón en el Casino se verá mi cabeza iluminada… nadie ve mi subida, creo que me han pillado… otra vez será… queda mucho torneo todavía…

La frase más repetida por aquí es sin duda: “¡Esto es Póquer tío!” o en su versión original “That´s Poker baby!”. Yo seguía luchando, cuidado con ese que parece bueno, construyendo mis torres de fichas, este me parece que va de farol, intentando hacer bailar las fichas entre mis dedos… Desgraciadamente no me quedaba tanto torneo, de repente sufrí en mis carnes el significado de esa frase tan manida… tengo un maravilloso trío de damas que se va al carajo con un color runner runner, es decir, que le salió al “villano” con las dos últimas cartas del tapete… estoy eliminada…

No hay vuelta atrás, lo aposté todo. Perdí la mano y el torneo con mi “trucha”. Pero vuelvo feliz a casa. He contribuido a una buena causa, he conocido gente estupenda y he disfrutado mucho con el juego… ¿y el Casino? esa película ya os lo contaré otro día porque no quiero ponerme de mal humor…

* Laura es un personaje ficticio que cede su imagen a nuestro verdadero Jugador

Compartir

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados