Compartir

Hablamos con Jesús Serrano, Secretario General de ASECAL, sobre la actual situación de la organización tras el rechazo de las enmiendas

La ONCE ve peligrar sus Rascas en Castilla y León pese a autoproclamarse “Juego Bueno”

AZARplus

Durante la Comisión de la Presidencia realizada ayer en las Cortes de Castilla y León, el diputado popular Francisco Javier Carpio, comenta una de las enmiendas rechazadas por el Grupo Popular. Esta enmienda trataba sobre la reciente controversia suscitada por la ONCE y sus supuestas limitaciones dentro de esta Ley. El diputado alega finalmente que no existe ninguna limitación, pues “en el artículo 70.1.27 se excluye claramente a la Lotería del Estado”.

Desde AZARplus hemos querido hablar con Jesús Serrano, Secretario de la Mesa Intersectorial de Juego de Castilla y León, quien ha señalado que la reforma que se pretende en Castilla y León, “para nada altera el statu quo que tenía la ONCE”. Según afirma, todo viene por la interpretación de una reserva de ley en la Ley 13/2011 que señalaba que “la regulación no afectará a los juegos aprobados al momento de esta Ley”.

De esta manera, la reforma no afecta para nada a la hora de abrir puntos de venta ni a la contratación de trabajadores como señalan desde la propia ONCE. En lo que si afectaría, es a que la ONCE no tenga total libertad (como viene teniendo hasta ahora), para que otros productos que no existían en el momento de la creación de la Ley 13/2011, puedan instalarse donde quieran.

Es por ello que la ONCE se ha llevado las manos a la cabeza, pues esto limitaría sus privilegios a la hora de instalar máquinas de Rascas donde les venga en gana, y por donde la organización no está dispuesta a pasar. Como afirma Serrano, “de esta manera se somete al mismo régimen que al resto de Juego privado. Si quieren homologar una máquina de premio instantáneo, tendrá que considerarse como Máquina C, B o como sea, colocándolo donde la norma prevé, con los suministros que la norma prevé, pero para nada se vería afectada en la venta de Rascas a través de la red que tienen o de sus vendedores, como hasta ahora”.

Todavía está por ver cómo acabaría el asunto y si esta interpretación de la Ley podría limitar la comercialización de sus Rascas en dispensadores dentro de la comunidad, pero es un principio esperanzador, sobre todo para los propios trabajadores de la ONCE, que ven en estas máquinas una competencia desleal por parte de su propia compañía.

VER AZARplus 08/02/24.- La ONCE desprecia públicamente al Juego privado y se consagra como “el Juego bueno”

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados