Compartir

Respaldada por la solidez de los datos y argumentos de un completo Informe Económico Fiscal sobre el periodo 2007/2016

La CEJ reivindica para el Bingo un gravamen del 10%

AZARplus

El Sector del Bingo, a través de su Organización patronal CEJ, reivindicó ayer un gravamen del 10% al poner sobre la mesa una exhaustiva relación de datos y cifras sobre su realidad y evolución en el periodo 2007-2016. Todos los parámetros económicos y fiscales de la actividad se mostraron tanto por sí mismos como en comparación con los relativos a otros subsectores del Juego Privado y Público, dentro de una exposición abocada a demostrar la necesidad de mejora en el tratamiento fiscal del Bingo presencial en nuestro país.
El escenario del encuentro fue la sede de la CEOE de Madrid y la presentación del Informe Económico Fiscal del Bingo corrió a cargo del Presidente de CEJ, Fernando Henar, de su Gerente Juan José Sánchez Colilla, y por parte de la Consultora Martínez Comín del Catedrático de Derecho Financiero y Tributario Joan Francesc Pont Clemente como responsable máximo del Informe y del Directivo de esa firma Jordi Llovera. Como invitado para realizar la intervención inaugural de evento estuvo en la Mesa el Director General de Ordenación del Juego de la Comunidad de Madrid Fernando Prats, quien tuvo en la primera fila de asistentes a la convocatoria a sus homólogos de la Comunidades de Canarias, María Jesús Varona, de Castilla-La Mancha, Susana Pastor, y del País Vasco Aitor Uriarte.
Tras la intervención de Fernando Prats, resumida para nuestros lectores en esta misma página, Fernando Henar trazó el marco general de la elaboración del Informe Económico y Fiscal que se presentaba en este acto y dio paso a los ponentes de la Consultora que ha llevado a término su realización en colaboración con la propia CEJ.

Jordi Llovera estuvo a cargo de una extensa síntesis de contenidos del Informe en la que presentó puntos tan destacados como los siguientes:
-Necesidad de un nuevo modelo de negocio con mayor porcentaje de premios.
-Lógica de que el aumento de premios se derive de una revisión fiscal a la baja.
-Competitividad con otros juegos.
-Valoración de que el Sector para, además de sus tasas, impuestos como el IVA, IAE, IRPF, Seguridad Social, tasas de máquinas y los impuestos municipales correspondientes.
-Desproporción entre una tributación media del Juego del 29% y el 52,1% que sufre el Bingo.
-Crecimiento de la modalidad online asombrosamente superior al juego presencial.
-Conveniencia –mejor diríamos necesidad- de destinar un 80/85% a premios con el contrastado estudio de que eso revierte en mayores recaudaciones para las Arcas Públicas en un plazo de 6 años.
La exactitud de los cuadros de datos contenidos en el Informe y proyectados en pantalla durante su exposición por Jordi Llovera trazan el mapa estadístico de la situación económica y fiscal de nuestro Bingo, arrojan luz sobre el cierre de Salas, las dificultades de inversión con márgenes de supervivencia para las empresas, la falta de atractivo de premios 17 puntos por debajo de otras modalidades y, en definitiva, el inexcusable replanteamiento cualitativo y cuantitativo de una tributación que pasando por el WIN tiene que reequilibrar al Sector.

En el subsiguiente turno de intervención del Catedrático Joan Francesc Pont el mensaje a los presentes adquirió sus más vivos tonos “ideológicos” a partir de lo que el ponente calificó de posición clarísima: “Repensar la fiscalidad del Bingo”. Partió de la explicación de que el Juego, prohibido y clandestino durante largos años, carga con un “reproche social” que implica una valoración ética negativa que conduce a imponerle una tributación de “castigo o redención”. Y eso es lo que hay que superar: “En el siglo XXI debemos liberarnos de esta Historia y consolidar al Sector como una realidad social”. Eso supone aceptar al Juego, y al Bingo especialmente por su carácter comunal, como una actividad de ocio, un componente social lúdico y asociativo que no tiene que pagar un impuesto de castigo, sino como todos los sectores normalizados un impuesto contributivo. Con la idea del “impuesto penitencia” superada y desterrada Francesc Pont se volvió hacia el artículo 31 de nuestra Constitución para asentar los principios de igualdad y no confiscatoriedad tributaria, porque de lo contrario se atenta contra la pervivencia de cualquier actividad legítima. De eso modo finalmente defendió a su vez la aplicación del impuesto sobre el WIN, que ya rige en 13 Comunidades, y un tipo de gravamen realista con la capacidad del Sector que cifró en el 10% como impuesto que puede permitir el desarrollo normalizado del Sector.

El colofón de este encuentro en la sede de la CEOE corrió a cargo del Presidente de la CEJ al ofrecer resumidamente unas conclusiones sobre el Informe y el desarrollo de la propia Jornada. Fernando Henar puntualizó de este modo los siguientes apartados:
-No es suficiente aplicar mejoras tributarias a las nuevas modalidades de juego que están surgiendo, hay que aplicarlas también a las anteriores.
-Lo anterior es fundamental porque los clientes demandan todavía el cartón y el rotulador, y eso seguirá así durante un tiempo todavía indefinido y prolongado.
-Hay que superar las diferencias tributarias regionales. La Comunidad de Madrid es un ejemplo en su aplicación del Bingo Dinámico.
-Hay que cuidar el producto base del Bingo aunque se le sumen otras modalidades y juegos anexos, porque ese fundamento es el que proporciona el 70% de los ingresos pese a que es el más penalizado fiscalmente.

Compartir
MACARENA

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados