Compartir

El Director General de Ordenación del Juego expuso en BET ON CEUTA su parecer sobre el rumbo que ha de tomar la Industria a raíz del panorama actual que vive nuestra actividad

JUAN ESPINOSA aboga porque el Sector desarrolle medidas de protección para el cliente a través de la tecnología

AZARplus

Comenzó Juan Espinosa por felicitar a Ceuta y a su equipo de Gobierno por el esfuerzo realizado y añadió que “es muy satisfactorio encontrar que las Administraciones Públicas de una manera coordinada ejercen su misión de promoción empresarial, de oportunidad para un sector de la economía que además es puntero en tecnología, lo que además es una oportunidad de negocio y para mejorar la vida de los ciudadanos”.

No es mi misión promover la localización de los referentes del mercado, eso ya lo han hecho en este encuentro otros mucho mejor que yo, -dijo el Director General- pero sí lo es promover la seguridad jurídica y supervisar y controlar la actividad“.

Refiriéndose a cómo se ve desde Madrid el futuro del Sector señaló que hay que situarse en una perspectiva en la que a nivel mundial se moverán 70.000 millones de euros en cuatro o cinco años, cuando ahora estamos en los 40.000. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia en su Informe sobre Comercio Electrónico establece que el Juego de azar es el quinto canal por su cuota y participación. También explicó que, aunque pueda sorprender, el impacto del Juego en nuestro Producto Interior Bruto es uno de los más bajos en los países de nuestro entorno, tan solo comparable a Portugal y por encima de Francia.

No estamos hablando sin embargo de un sector como los demás sujeto únicamente a dinámicas empresariales, sino sensible a otras realidades. Existe un nivel de tensión ante la opinión pública lo que comporta problemas recurrentes, como puede ser la falta de desarrollo de la publicidad del juego online que tanto necesitamos y que no vimos otra perspectiva que dejar para la próxima legislatura.

Afirmó que los datos a veces no son bien entendidos por la opinión pública y que no justifican la alarma que se manifiesta. En ese sentido reafirmó el buen funcionamiento de las medidas de control de acceso de menores al juego online regulado, perfeccionado con las medidas adoptadas este mismo año con la reforma de los mecanismos de comprobación de identidad y del servicio de alerta antiphishing. Pero limitarse a los datos puede hacer entrar en un círculo vicioso para hacer un diagnóstico, cuando deben ser una ayuda para la responsabilidad y la honestidad frente a los problemas. Por ejemplo los datos hablan de un crecimiento anual en España del 25/30% y se interpreta con alarmismo, pero hay que verlo como una apuesta por la canalización de un consumo que no estaba regulado antes de la Ley de Juego y que se explica por la deriva de los jugadores hacia el juego regulado. Es, por tanto, un indicador que manifiesta un relativo éxito.

En cuanto a los problemas del juego patológico con los datos que se arrojan por parte del Ministerio de Sanidad o del Plan Nacional sobre Drogas y de otras fuentes muestran que los índices de ludopatía se han mantenido constantes durante años en torno al 0,3% de la población.

Los datos indican que estamos en un mercado pequeño en relación a la población del país. Hay 1,476 millones de usuarios de juego online en España, eso es el 3,7% de la población de adultos del país. Y serían cifras imposibles sin ofrecer seguridad del consumo. Debemos de dejar de obsesionarnos con la ludopatía porque no va a crecer ni a mermarse con estos parámetros; lo que hay que mirar son los datos del crecimiento en términos económicos, en creación de empleo y en evolución de número de usuarios.

Otra cifra comparativas ofrecidas por el Director General fue la de el crecimiento económico de la actividad ya señalado, el 25/30%, solamente se corresponde con un crecimiento del 7% en el número de jugadores.

Calificó de magnífico momento para el Sector para adoptar mediante el desarrollo tecnológico medidas de protección para el cliente, dándose a sí mismo instrumentos de sostenibilidad para el futuro. Los desarrollos que hay en materia de verificación de identidad, de lucha contra el fraude y en trazabilidad de los comportamientos de cara a identificar riesgos, son un desafío que requiere que el Sector esté a la altura de esas circunstancias, y la Dirección General quiere ayudar en esos ejes.

La DGOJ realiza indicaciones concretas y específicas sobre cuáles son los estándares que nosotros creemos razonables sobre ese conjunto de prácticas que llamamos Juego Responsable, que entendemos que garantizan un entorno seguro. ¿Cómo pretendemos ayudar?, se preguntó Juan Espinosa: Acelerando y haciendo más eficientes las actividades de control. Durante el último año hemos desarrollado tremendamente esta línea estratégica y toda la resolución de expedientes será mucho más rápida.

Compartir
NOVOMATIC

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados