Compartir

Mesa: Visiones de la Industria del Juego desde la Política

El socialista Gonzalo Palacín anuncia la tramitación parlamentaria urgente del Decreto de Publicidad en enero de 2019

AZARplus

José Antonio Gómez Yáñez, Profesor de Sociología de la Universidad Carlos III, moderó magistralmente la Mesa más esperada del Congreso. Y es que en una situación inédita y tan especial como verse rodeado por cuatro miembros del Congreso de los Diputados, precisamente en estos momentos de innegable tensión social, comenzó por afirmar que “el Sector tiene la sensación de ser desconocido por la política” para adentrarse a continuación en los datos relevantes de la Industria como las ya mencionadas cifras de juego problemático (0,3%), creación de empleo (6.000 nuevos puestos desde la recuperación iniciada en 2013 frente a prácticamente ninguno de SELAE y ONCE), más de 1.000 millones en impuestos (equivalente a todo lo tributado por el Banco de Santander) y especialmente en la necesaria diferenciación entre volumen de juego bruto y beneficios después del pago de premios (GGR) que pone de relieve la demagogia o el desconocimiento de numerosos planteamientos en la Prensa generalista o desde posiciones políticas. También refutó la excepcionalidad del Sector en su comportamiento al sufrir la crisis o en cualquier otro ámbito: “El Juego se mueve en la misma dinámica que otros sectores”, y al no existir datos ni específicos ni en comparación con los países europeos que puedan generar alarma, trasladó a sus compañeros de Mesa las cuestiones por las que de hecho sí se ha generado o intentado generar ese clima social y preguntó por las posiciones de cada Grupo político.

Sandra Juliá aseguró que Ciudadanos está “abierto a hablar con todos” y admitiendo que “tenemos un nivel bajo de juego en comparación con la Unión Europea” señaló como problemas el incremento de la ludopatía por el uso compulsivo de internet y el propio incremento de la publicidad. Diferenció juego online y presencial, donde en este último no hay acceso de menores, y reconoció que el juego más habitual es el de la lotería y los rascas. Defendió una óptica regulatoria mayor y más completa frente a la fragmentación en 17 Comunidades y abogó porque el juego no promocione equipos deportivos, sobre todo en las categorías juveniles. Advirtió sobre los juegos sociales “donde no hay apuestas pero se paga por jugar, creando problemas con los menores y sus tablets o desde casa”. Como posición general sostuvo que el Juego es una actividad recreativa y económica perfectamente legítima para disfrutar del ocio sobre la que no hay que ser moralista, pero si vigilar para evitar un uso abusivo.

Sandra Castañón basó la postura de su Grupo Podemos en razones de Salud comunitaria. Hay que compatibilizar la intención de ganar dinero con la salud pública desde una actividad legítima ejercida con libertad pero con responsabilidad, y en consecuencia negó que su fuerza política tenga intención de prohibir el juego, aunque sí de regularlo, especialmente desde el futuro Reglamento de la Comunicación Comercial “herramienta necesaria y requerida por trámite de urgencia”. Aunque sin evitar una comparación entre el juego y el tabaco “cuya Ley no perjudicó los intereses de nadie”, dijo la diputada ante cierta estupefacción de sus oyentes, reconoció la necesidad del diálogo y la de que las empresas tengan voz “y estaremos encantados de atenderlas, aunque lógicamente en cuestiones de Salud nuestras interlocutoras han sido las Asociaciones de protección de exjugadores”. Por último consideró que una Propuesta de Autorregulación elaborada por la Patronal del Juego sería tremendamente útil.

El parlamentario socialista Gonzalo Palacín aseveró que contemplaba al Juego “como un sector más” sobre el que había que legislar teniendo en cuenta el interés común. Como diputado del Partido del Gobierno fue relevante su información de que probablemente el Real Decreto de la Comunicación Comercial llegaría a la Cámara en enero y se tramitaría en febrero como regulación inminente de la publicidad y los menores, adelantando que “no tiene sentido la publicidad en horarios infantiles o la aparición de ídolos en estas promociones”. Aunque “más del 90% de las personas que entran en sus locales no tienen problemas, hay que crear entornos seguros para los vulnerables”, a lo que añadió que poner el foco en las Apuestas no era correcto porque metía a todo el juego en el mismo saco. Y muy directamente en el plano político recomendó al Sector y a sus empresas que “comparecieran ante la Comisión de Economía del Congreso y no en la de Drogas”.

Ana Madrazo del PP opinó que “una propuesta patrona para regular por consenso y pacto sería la mejor manera de hacerlo”. Se mostró “a favor de la libertad con un juego responsable y adulto”, pero también de tomar “medidas preventivas y de limitar la publicidad porque el juego online ha establecido riesgos potenciales para los jóvenes”. Por eso hay que “prestar atención especial a los menores, pero defendiendo una actividad económica y su creación de empleo sin demonizar a un sector legítimo porque jugar no es sinónimo de ludopatía ni muchísimo menos”. Reflexionó sobre el cambio introducido en el juego por internet y defendió la Ley de 2011 “para dar seguridad jurídica a los nuevos Operadores y proteger el orden público frente al blanqueo de dinero, la financiación terrorista o la captación de menores”. Finalizó vaticinando que ante la existencia de dos distintos marcos jurídicos y fiscales para el juego online y el presencial “tarde o temprano habrá una regulación homogénea para toda Europa”.

En el turno de intervenciones desde la Sala Alejandro Landaluce reivindicó ante los políticos la ofensa hecha hace poco por otro parlamentario al comparar al juego con la heroína y Antonio Pulido  pidió que se preocuparan por si el Juego Público cumplía con las normas sobre los menores, la publicidad o su propia oferta “cuando todos los bares son quioscos de la ONCE”.

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados