Compartir

Tal y como señala el abogado Francesc Grimalt, supone un "jarro de agua fría al sector del juego balear después de expectativas creadas en su primera nota informativa", ya que "la nota de hoy indica que ninguna medida aprobada afecta a los tributos del juego, ni posposición de fecha de ingreso, ni aplazar ni fraccionar"

El Juego queda fuera de la suspensión tributaria por la crisis del coronavirus en Baleares

AZARplus

Tras crear una falsa expectativa con su primera nota, de la que nos hicimos eco, el Gobierno Balear finalmente no incluye los tributos del Juego entre los casos que podrán beneficiarse de las medidas aprobadas para paliar el impacto económico que está suponiendo la crisis sanitaria del coronavirus.

Así lo refleja la “nota informativa sobre los efectos de la declaración del estado de alarma y medidas adoptadas que afectan a la gestión recaudatoria de los tributos autonómicos y locales gestionados por la Agencia Tributaria de las Illes Balears y, en particular, sobre la suspensión de los procedimientos tributarios”, publicada por la Agencia Tributaria de les Illes Balears (ATIB).

En la misma, se diferencian entre dos tipos de efectos. Aquellos relativos a las “Medidas que afectan a los elementos materiales de determinados tributos de forma específica” y, en un segundo epígrafe, las “Medidas que afectan a los procedimientos de aplicación de los tributos”. Dentro de este, el primer subepígrafe alude a las “Medidas relativas a procedimientos no vinculados al pago de tributos”, el segundo a las “Medidas relativas al pago de los tributos” y, en tercer lugar, las “Medidas relacionadas con la prescripción y caducidad de los procedimientos”.

Encontramos alusiones al Juego en el segundo subepígrafe, Medidas relativas a procedimientos vinculados al pago de tributos, donde se afirma que por lo que se refiere al pago de los tributos hay que distinguir tres tipos de supuestos: a) los supuestos de prórroga o moratoria hasta el 30 de abril; b) los supuestos en que no cabe prórroga o moratoria y c) aplazamiento de pago de deudas.

Es en el apartado b), relativo a los supuestos en que no cabe prórroga o moratoria, donde se señala que las deudas tributarias resultantes de una autoliquidación o declaración de liquidación deberán pagarse en los plazos que establezca la normativa de cada tributo en una serie de tributos. Entre ellos, la “tasa fiscal sobre el sector de juego de casinos, bingos y rifas, tómbolas y apuestas”, tal y como se señala a continuación:

“1.- Las deudas tributarias resultantes de una autoliquidación o declaración liquidación deben pagarse en los plazos que establezca la normativa de cada tributo. Es el caso de los tributos siguientes: impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados; impuesto sobre sucesiones y donaciones; impuesto sobre el  patrimonio (declaraciones extemporáneas sin requerimientos previo); impuesto sobre estancias turísticas; canon de saneamiento de aguas; tasa fiscal sobre el sector de juego de casinos, bingos y rifas, tómbolas y apuestas; tasas autonómicas; e impuestos locales cuya gestión recaudatoria corresponda a la ATIB y se haya establecido en la ordenanza fiscal correspondiente el régimen de gestión mediante autoliquidación (por ejemplo, el impuesto sobre el incremento de valor de terrenos de naturaleza urbana –plusvalía municipal–)”.

Igualmente, en el mismo apartado b), punto 2. se afirma que, entre otros casos, “el pago en período voluntario de las deudas de notificación colectiva y periódica debe realizarse de acuerdo con lo establecido en su normativa reguladora. Es el caso de la tasa fiscal del juego de máquinas tipo B y C”.

El apartado c), sobre el Aplazamiento de pago de deudas, por su parte, también incluye diferentes alusiones al Juego, concretamente en relación con la tasa fiscal sobre el Juego, y en el último párrafo se refiere de forma específica las Máquinas B y C, por lo que lo reproducimos en su totalidad:

“Se mantiene el régimen existente actualmente de requisitos para su concesión, si bien el artículo 14 del Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19, establece un régimen especial de aplazamiento de pago sin necesidad de aportar garantías de los tributos autonómicos cedidos (impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, impuesto sobre sucesiones y donaciones y tasa fiscal sobre el sector del juego) y, en su caso, de los tributos locales que se puedan liquidar por autoliquidación cuando así lo establezca la ordenanza fiscal reguladora.

Las condiciones y limitaciones para su aplicación son las siguientes:

– Se aplica en caso de deudas en voluntaria que se generen por autoliquidación o declaración liquidación el plazo de presentación e ingreso finalice desde el 13 de marzo hasta el día 30 de mayo de 2020, ambos incluidos. Por lo tanto, no es aplicable a los que se gestionan mediante liquidación de la Administración (como es el caso de la tasa fiscal del juego de máquinas tipo B y C al ser un tributo de liquidación por parte de la Administración de forma colectiva y periódica). – 

La publicación de esta nota informativa ha motivado las declaraciones del abogado Francesc Grimalt, quien señala en su Cuenta Oficial de Twitter que se trata de un “jarro de agua fría al sector del juego balear después de expectativas creadas en su primera nota informativa, la nota de hoy indica que ninguna medida aprobada afecta a los tributos del juego, ni posposición de fecha de ingreso, ni aplazar ni fraccionar”.

VER TWITTER OFICIAL DE XISCO GRIMALT

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados