Compartir

Según su Presidente, Álvaro Gutiérrez de la Fuente, quien se ha reunido con Fernando Prats para ver la posibilidad de homologar sus Apuestas dentro de los operadores privados externos, algo que es viable, y el siguiente paso es convencerlos de que “conviertan sus apuestas de contrapartida en masa común, que es la parte más complicada”

El futuro del Hipódromo de la Zarzuela está en la LIBERALIZACIÓN de las Apuestas

AZARplus

En esta información nos hacemos eco de un una reciente entrevista concedida al diario AS por Álvaro Gutiérrez de la Fuente, Presidente del Hipódromo de la Zarzuela, publicada en dos partes, sobre las que ofrecemos los respectivos enlaces. En la misma, Gutiérrez plantea posibles soluciones a la difícil situación que atraviesa el hipódromo, “uno de los mejores de Europa”, destacando la importancia de una financiación externa de la Apuesta para convertirlo en un negocio viable, que permita a dejar atrás su casi endémico déficit.

El modelo de negocio actualmente depende por completo de SEPI y de SELAE, pero en el futuro las Casas de Apuestas podrían ser el futuro del hipódromo. A su juicio, en su corto balance de gestión, en el que se ha encontrado “una empresa con dificultades patrimoniales, que está en pérdidas desde la reapertura” (2005), teniendo por delante el desafío de “buscar alternativas al modelo anterior, lo que me obliga a hacer cosas diferentes para la viabilidad del hipódromo”. En este sentido, debe “desarrollar un plan estratégico para cinco años”, en el que plantear la viabilidad de la Sociedad y proponer posibles alternativas para su relanzamiento. Un escenario en el que De la Fuente considera fundamental, prácticamente una tabla de salvación la liberalización de Apuestas.

A su juicio, el hipódromo “es deficitario porque no tenemos financiación externa de la apuesta”. El cambio de modelo que propone pasa por una financiación “a través de las apuestas”, habida cuenta de que esa liberalización “es lo que hace falta para que el sector de las carreras puede desarrollarse”.

Además, considera que este paso sería positivo también para todo el segmento. En este sentido, hace un llamamiento para que “las administraciones entiendan que debe haber un cambio de normativa para que los hipódromos dejen de ser deficitarios y que de una vez por todas se desarrolle un sector que en otros países del mundo es altamente generador de empleo y de retorno de impuestos”.

Con respecto a una posible privatización, afirma que se trata de una de las posibilidades que plantea SEPI, aunque primero habría que “liberalizar la apuesta, desarrollar el juego externo y, luego, ya SEPI decidirá, pues podría privatizar o mantenerse como sector estratégico, que puede ser otra alternativa”.

Avanzando en ese sentido, De la Fuente afirma que ha tenido contectos con todos los Operadores de Apuestas públicos estatales y privados de la Comunidad de Madrid “con el objetivo de sacar la apuesta del hipódromo a la Comunidad vía operadores, ya sea homologando nuestra máquina en los salones de juego y casinos o, para un futuro, trasladar la apuesta de contrapartida que ofrecen estas casas ahora mismo sin revertir al hipódromo y trasladarla a una apuesta en masa común con nuestras apuestas internas y generar esa misma masa para los apostantes de dentro de la Comunidad”.

Las Apuestas ofrecidas por los Operadores privados sobre sus eventos, aun siendo legales y lícitas, para De la Fuente son algo “duro de aceptar, porque realmente nosotros generamos el espectáculo y producimos el evento que es muy costoso. Eso hay que cambiarlo. Lo suyo es que el juegue sobre esas carreras revertiera en cierto modo al hipódromo. Esa es la forma y la vía para autofinanciación del hipódromo de La Zarzuela y el sector de las Carreras de caballos”.

En un intento de cambiarlo, ya se han reunido con el Director General de Juego, Fernando Prats, y su equipo, explica, a quien han solicitado “la posibilidad de homologar nuestras apuestas dentro de los operadores privados externos, algo que es viable, pero el siguiente paso es convencer a esas casas de apuestas que conviertan sus apuestas de contrapartida en masa común, que es la parte más complicada”.

También apunta la necesidad de “llegar a un acuerdo con los operadores que, a día de hoy, ya tienen un juego sobre nuestras carreras. La única ventaja que les ofrecemos ahora es que su juego de contrapartida es mucho más arriesgado que en masa común y que éste les va reportar más margen”.

A la pregunta de si las Casas de Apuestas están por la labor, De la Fuente afirma que sí lo están, “como ya se ha visto en otras Comunidades, como en Andalucía, donde ya han entrado en esas apuestas en masa común”. Para concluir que “el futuro está en la apuesta en fondo común con los hipódromos”.

 

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados