Compartir

El medio hace un repaso a firmas como Cirsa, Bet365, 888 o Flutter Entertainment y señala que las firman han elevado sus ingresos un 23% hasta los 13.800 millones de euros

El Economista se hace eco de la bonanza de las Apuestas

AZARplus

El Sector del Juego online, en general, ha regresado a las cifras prepandemia, y de hecho estas están siendo superadas en varios casos.

El Economista ha destacado el ejemplo de tres compañías como Cirsa, Bet365 y Flutter Entertainment, que han incrementado sus ingresos un 23% hasta los 13.811 millones de euros el pasado año. Por otro lado, el beneficio neto de estas tres firmas asciende hasta los 5.278 millones, lo que supone un incremento del 14,6% respecto a 2022.

Cirsa ha experimentado la mayor subida de todas, con nada menos que un 56% más en su cifra de negocio, superando los 1.741 millones de euros. La compañía deja atrás así las pérdidas sufridas en 2021 de forma notoria.

Flutter también ha obtenido un gran incremento durante 2022, con 8.788 millones de euros, frente a los 6.875 millones de 2021, lo que supone un ascenso del 27,5%. Por su parte, Bet365, ha obtenido 3.282 millones durante el pasado ejercicio, lo que supone una discreta subida del 2% en comparación con 2021. Pese a ello, el beneficio sufre una caída del 89% en solo un año.

Por último, 888 Holdings también deja atrás las pérdidas sufridas durante 2021, y cierra 2022 con un beneficio neto de 193,3 millones de euros. Pese a ello, la compañía ha visto reducidos sus ingresos de 1.424 millones a 1.417 el pasado año. Según destacan en su informe financiero, la compañía tiene el foco actualmente en mercados como Italia, España y Reino Unido. “Aunque estamos pendientes de los posibles cambios si se aprueba el Real Decreto sobre juego responsable, porque supondría la implementación de nuevos requisitos y nuevas políticas”.

En el otro lado de la balanza se encuentra por ejemplo Super Group, con fliliales como Betway, que obtuvo el pasado año unos ingresos de 1.292 millones y un resultado neto de 182,3 millones, lo que supone un 2,1% y un 22,7% menos respectivamente. Según señalan desde la empresa, el Real Decreto de Comunicaciones Comerciales y sus limitaciones en publicidad “ha tenido un impacto adverso en nuestra capacidad para crecer”. La compañía espera seguir creciendo en España mediante “canales de comercialización alternativos”.

VER EL ECONOMISTA

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados