Compartir

SAPAR se hace eco de las declaraciones de Marcello Minenna sobre la importancia de que el Estado luche contra la ilegalidad y su confianza en que la policía ayude a su control, reclamando "una intervención legislativa homogénea que corrija las medidas de prohibición actuales” para "frenar el movimiento expansionista del juego ilegal"

El Director de la Agencia de Aduanas y Monopolios de Italia estima que el Juego Ilegal mueve en Italia “entre 8 y 11 mil millones de euros”

AZARplus

La Asociación SAPAR, la más representativa del Sector italiano, se hace eco de unas declaraciones de Marcello Minenna, Director de la Agencia de Aduanas y Monopolios de Italia, sobre la importancia de que el Estado luche contra el Juego Ilegal, estimando que mueve entre 8 y 11 mil millones de euros en el país vecino.

En palabras de Minenna: “El estado debe luchar contra la ilegalidad. No existen datos oficiales sobre juegos ilegales, por razones obvias, pero los operadores del mercado que realizan análisis financieros sobre este fenómeno a menudo hablan de una cantidad financiera similar a la que el Estado introduce en la gestión de las concesiones, por lo tanto, entre 8 y 11 mil millones de euros. En un momento tan importante para el país, es particularmente importante prestar mucha atención y es esencial garantizar el equilibrio, el respeto de las normas, la protección de los menores y la seguridad de los jugadores. La proximidad de las fuerzas policiales me consuela, podemos hacer un gran trabajo. Daremos fuertes señales a corto plazo, obtendremos mayores garantías de legalidad y un mayor control sobre el territorio”

Ante las manifestaciones de Minenna, SAPAR señala que el Juego Ilegal “ha robado importantes cuotas de mercado del sector de juegos legales”, y considera que sus estimaciones “sobre el valor del mercado ilícito son sorprendentes, pero no es sorprendente que los trabajadores en el sector público del juego hayan sido durante mucho tiempo observadores impotentes de los efectos de la acción expansiva del juego ilegal que, aprovechando los bloqueos y las limitaciones impuestas a los operadores autorizados por las leyes perjudiciales”.

En relación a las restricciones que el Sector ha soportado durante la crisis sanitaria motivada por la pandemia, SAPAR señala que “las asociaciones comerciales han denunciado en repetidas ocasiones el efecto de expulsión que ha afectado a todo el sector, luego de la implementación de regulaciones regionales de juego particularmente restrictivas. Este fenómeno favoreció aún más las actividades ilícitas que tienen una ventaja competitiva en términos económicos, operando fuera de las regulaciones”.

Finalmente, demandan “una intervención legislativa homogénea que corrija las medidas de prohibición actuales”, considerando que ayudaría de forma significativa a “frenar el movimiento expansionista del juego ilegal”.

Compartir
MACARENA

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados