Compartir


Dos hombres atracan un bingo con un cuchillo atado a un palo en Benimaclet

AZARplus

AZARplus.- Dos hombres con pasamontañas y armados con un cuchillo atado a un palo atracaron un bingo en Benimaclet tras amenazar a una trabajadora en dos ocasiones con rajarla si no les entregaba el dinero. Los hechos ocurrieron el miércoles 23 de abril alrededor de la once y media de la noche en una sala de juegos de bingo ubicada en el número 8 de la calle Dolores Marques, en el barrio valenciano de Benimaclet, cuando dos individuos entraban en el vestíbulo del local en el momento en que dos empleadas se encontraban en el mismo.

Las trabajadoras se vieron sorprendidas por los encapuchados mientras uno de los asaltantes que empuñaba un palo de unos 30 centímetros y en su final un cuchillo atado le decía “dame toda el dinero que tengáis o te rajo, que me des la pasta rápida o te rajo ya”. Ante la amenaza y el tono firme de quien la profería, la joven le entrego la riñonera que portaba con unos trescientos euros, pero los atracadores no estaban conformes con el botín e insistieron que les dieran más dinero, que no se creían que tuvieran tan poco. Finalmente arrebataron a la otra empleada su bolso personal, en el que llevaba 70 euros, un teléfono móvil y efectos personales y huyeron a toda prisa en dirección a Primado Reig. Los dos son de estatura media y españoles, sin acento vestían vaqueros y camisetas oscuras.

Una tercera compañera de las víctimas del asalto, M.T, había terminado su turno pocos instantes antes y se encontraba en una pizzería, justo enfrente del bingo. La muchacha, pendiente de que fueran a recogerla, vio como llegaba a la puerta y paraba un Ford Escort de color rojo y bastante antiguo en doble fila y se apercibió de que los ocupantes cubrían sus rostros con pasamontañas y mientras uno bajaba, el compinche se mantenía en el coche en marcha, pero finalmente bajaba también y entraba en el salón de juegos.

“Enseguida me dí cuenta que habían entrado a atracar” cuenta M.T a LAS PROVINCIAS. “Le dije al dueño de la pizzería que bajara la persiana y llamara urgente a la policía, y apenas tardaron unos instantes en llegar, un coche de la nacional, otro de la secreta y una patrulla de la local, pero los delincuentes ya se habían marchado”.

“Es la tercera vez que nos atracan-cuenta- la vez anterior también eran dos y uno de ellos llevaba un machete muy grande y en el primer asalto que sufrimos, un compañero resultó herido tras ser brutalmente agredido”.

Compartir
NOVOMATIC

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre