Compartir

Enmarcado en el exclusivo evento para su Red de Distribuidores cuya valoración positiva ha sido unánime

Descubre la impresionante Fábrica de Bally Wulff en Berlín

AZARplus

Klaus Holuscha, Jefe de Fabricación de BALLY WULFF, se convierte en guía de la visita exclusiva para la Red de Distribuidores de la compañía enmarcada dentro de “Connet 19” a través de su circuito de producción en la sede central del Grupo en Berlín. Todo lo que se muestra ante nosotros es tan valioso para la mirada de un experto en tecnología como deslumbrante para cualquiera que entre en contacto con el gigantesco y minucioso mecanismo que está lanzando sin cesar nuevos productos al mercado alemán y al español con capacidad de conquistar a todos los públicos.

La visita se circunscribe al corazón fabril de BALLY WULFF, ya que como nos explica nuestro anfitrión: “El año pasado, en 2018, al abandonar nuestro edificio principal estuvimos buscando aunar las áreas de Desarrollo y de Administración con la de Fabricación, pero no fue posible”.

Y a partir de aquí nos unimos al hilo de sus palabras en el recorrido por unas instalaciones que en las condiciones climáticas de Alemania requieren medidas especiales, como por ejemplo la relativa al sistema de acondicionamiento de temperatura que implica mantener caliente el aire de 2.000 metros cúbicos para alcanzar una temperatura aproximada de 22 grados.

Ahora la Administración está en un edificio de 8.900 metros cuadrados donde las Oficinas ocupan alrededor de 1.500 y hay una zona social de 600. Tenemos una superficie logística de 1.600 metros cuadrados, con cabida para 1.070 palés en la superficie y en estantería y 1.600 puestos para piezas.

Aquí no solamente se producen equipos nuevos, sino que se trabaja sobre otros que están ya en funcionamiento y vienen para realizar su diagnóstico. Cuando estos equipos hacen su reacondicionamiento son sometidos a una completa limpieza en una sala especialmente dedicada a esa primera función. Lo mismo ocurre en el área de pintura donde se solventa cualquier irregularidad que pueda presentarse y en la zona de acondicionamiento se extraen y comprueban todos los componentes de los aparatos, especialmente con todo detalle en su parte electrónica.

En dos líneas de producción se trabaja en la primera sobre el mueble de los modelos y bajo completa supervisión van avanzando en un minucioso proceso hasta llegar a la programación del software a cuya finalización bajan de la segunda línea perfectamente preparados. La duración de este proceso es todo un dato sobre su calidad: siete horas. Se culmina con todos los elementos colocados, comprobada su placa de circuitos impresos y con todos los pasos dados en los distintos módulos que van ensamblando la máquina en todas sus piezas en un desarrollo que ha integrado totalmente los componentes que, como en el caso de los muebles, pueden venir del exterior, República Checa, Polonia, España u otras partes de Alemania. BALLY WULFF cuenta con una línea de fabricación específica donde el montaje de las piezas se realiza de una en una al cien por cien, haciendo imposible ofrecer mayores garantías en este trabajo. Todo está controlado en un trabajo al que se suma la zona de Protección de Carga Electroestática (EPA en sus siglas inglesas).

Es impresionante la exactitud y eficacia de labores como la impresión y soldado de circuitos impresos sobre las correspondientes placas, realizándose sobre lo que en fábrica se denominan “hornos” para entrar después en ensayos de comprobación en su propia estación o SPA. Cada placa es distinta y recibe sus propios pins con funciones y software diferentes. Pero aún recibirán su comprobación final dentro de un proceso que, al ir viéndose a través de una pantalla, es fascinante al demostrar el poder de la tecnología.

El Departamento de testeo verifica que todo esté bien. Los equipos ya montados se comprueban desde unas directrices y procedimientos operativos muy rigurosos. Los equipos se ponen en funcionamiento durante 24 horas y luego una persona se dedica a jugar para verificar que no existen errores; este jugador o jugadora comprueba 10 equipos al día. Cada desarrollo de juego al igual que cada mueble no puede tener fallos.

Naturalmente también hay una zona de embalaje. En ella en primer lugar se coloca el programa de software en el correspondiente mueble, atendiendo a la información facilitada por ordenador de la referencia de cada cliente y el software que él ha elegido tener y utilizando un número de serie escaneado y personalizado. Este espacio se abre a la zona de envío donde se imprime el albarán.

Y en el proceso ya sólo queda el área de Servicio Postventa donde hay repuestos de todos los equipos. Es un Servicio muy rápido donde si un cliente llama antes de las cinco de la tarde el repuesto se le suministra al día siguiente, sólo con la excepción de que quiera cambiar el paquete de juegos, en cuyo caso tiene que llamar antes de las tres y media. Como se ve, siempre con una celeridad impresionante para el mercado alemán y con una filosofía de atención al cliente que también se aplica para el sector en España.

Compartir
NOVOMATIC

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados