Compartir

Difundimos esta interesante información de SlimPay, empresa asociada a Adigital, en la que comparte sus previsiones para el año que comienza: pagos invisibles, más IoT e Inteligencia Artificial y las nuevas demandas de la Gen Z

9 tendencias en medios de pago que darán forma al 2020

AZARplus

Nos encontramos en un mundo en el que la tecnología está evolucionando rápidamente. En 2019 hemos visto cómo los diferentes actores han ido actuando y adaptándose tanto a los cambios regulatorios (PSD2, pagos inmediatos, SCA…) como a las nuevas formas de consumo lideradas por las empresas de la llamada sharing economy o las tendencias hacia modelos basados en suscripciones. Esto resulta importante para todos los sectores, no solo el financiero.

A medida que los pagos evolucionan, aparecen nuevas formas de monetizar y de optimizar la experiencia del cliente a través de los pagos. Podríamos incluso decir que los pagos se están volviendo omnipresentes, y eso representa una enorme oportunidad tanto para empresas como para las plataformas. Estas son algunas de las tendencias de pago más importantes a tener en cuenta en 2020:

  1. Los pagos se volverán invisibles para una experiencia perfecta del cliente

La experiencia del cliente ha sido un tema importante en los pagos. De hecho, según Accenture, “a medida que el universo de pagos se expande, la experiencia del cliente se está convirtiendo en el principal diferenciador competitivo”.

Hace unos años, hablábamos de dos experiencias de pago independientes, una offline y una online; ambos mundos quedaban separados. Hoy en día, podemos ver cómo se mezclan para ofrecer una experiencia única. Veamos el caso de Uber, por ejemplo, en el que los clientes ni siquiera introducen sus datos financieros más que una vez; a partir de ahí la experiencia de pago se convierte en algo invisible. En este caso Uber enfoca su estrategia y su valor en ofrecer un viaje y una experiencia agradable, en ningún momento aparece la palabra “comprar” o “pagar”.

Otro ejemplo es el de las suscripciones online, cada vez más populares, basadas en el mismo modelo, en el que almacenan los datos de pago del cliente para hacer el checkout casi “desaparecer”.

Además, esperamos una variedad aún mayor de experiencias de pago en 2020 a medida que la experiencia del cliente y los pagos invisibles se conviertan en la norma.

  1. Los pagos comenzarán a aparecer en los lugares menos esperados

Software y SaaS también han evolucionado para que los pagos puedan integrarse fácilmente en las aplicaciones, permitiendo a las industrias que están menos orientadas a los pagos incorporar una experiencia de pagos sin fricción para sus clientes. Los pagos a través del móvil seguirán siendo una tendencia de pago importante en 2020, gracias entre otras cosas a la tecnología API que permitirá una experiencia de pago móvil unificada.

Una consecuencia directa de esto es que los pagos empezarán a aparecer en los lugares más inesperados. Como, por ejemplo, en los automóviles inteligentes, que ya están empezando a integrar métodos de pago que ofrecerán una experiencia innovadora a la hora de pagar peajes, gasolina o revisiones de mantenimiento.

  1. La primera generación digital son los nuevos consumidores

Los mercados están sintiendo cada vez más el aumento de las generaciones más jóvenes; es más, para 2020, la Generación Z representará el 40% de los consumidores globales.

Un cambio tan drástico tiene implicaciones igualmente drásticas para cualquiera que procese pagos: es probable que los consumidores se preocupen más por los problemas sociales y ambientales, pero menos por la digitalización o el intercambio de información online. Para mantenerse al día con las demandas de este enorme grupo de compradores, muchos de los cuales han crecido con Internet, las empresas deberán innovar en el uso de los pagos y volverse completamente digitales.

  1. La facturación para las pequeñas y medianas empresas pasará a ser digital

No solo los pagos están evolucionando, sino también todas las actividades asociadas con los pagos. Vemos en la digitalización de funciones como la facturación una importante tendencia de pagos para 2020. De hecho, el mundo está al borde de una revolución de facturación digital B2B: las organizaciones B2B buscan simplificar la forma en que facturan a sus clientes y recibir el pago más rápidamente mientras se reduce costes.

La facturación digital no es nueva, pero la industria B2B se ha quedado atrás, especialmente en el caso de las PYMES. En un mundo tan dinámico, eso no es lo ideal: los sistemas de facturación en papel son más lentos, costosos y generan más errores. Pero eso está cambiando, y el paso a la facturación digital despegará en 2020. Los partners de pago ágiles están comenzando a cerrar esa brecha y permiten a esas empresas digitalizar todos los aspectos de su sistema. SlimPay, por ejemplo, ha unido fuerzas con varios proveedores de software de facturación para proporcionar el servicio completo: facturación, cuentas a cobrar y unificación de pagos.

  1. El comercio electrónico transfronterizo continuará creciendo exponencialmente

El comercio electrónico global sigue en aumento, pero convertirse en una tienda que realiza operaciones transfronterizas no es una tarea fácil. Entre las principales preocupaciones que plantea se encuentra el procesamiento de pagos internacionales y la prevención del fraude. Por eso, la mayoría de las empresas aún no venden fuera de sus de las fronteras, perdiendo enormes oportunidades. Una de las grandes tendencias para superar estos obstáculos es la creación de partnerships y acuerdos comerciales en las que las partes implicadas obtienen beneficios.

  1. Tanto el fraude como los servicios de prevención se están volviendo más inteligentes

Encontrar un equilibrio entre la experiencia del cliente y la seguridad de los datos es un desafío continuo en la industria financiera, por eso la innovación en la prevención del fraude es una importante tendencia de pago que continuará en el nuevo año.

El fraude se está volviendo más complejo y sofisticado, aprovechando los avances en machine learning. De ahí que los sistemas de detección de fraude que más básicos y tradicionales resulten insuficientes. Por el contrario, un enfoque de prevención de fraude impulsado por Inteligencia Artificial permite abordar las principales necesidades de las empresas, detectar anomalías y patrones fraudulentos. Al mismo tiempo, ayuda a las empresas a aumentar las ventas y los ingresos, porque les permite aceptar más pedidos y reduce los costes de las operaciones de antifraude, al disminuir también las devoluciones de cargos y las tasas de revisión manual.

Además, en 2020, más empresas comenzarán a utilizar los datos generados por sus soluciones de fraude para actividades de mayor valor que resuelvan problemas comerciales complejos. Estos pueden incluir identificar a sus buenos clientes y dirigir productos directamente a ellos o revelar problemas con el envío o el inventario. El uso creativo de los datos de fraude es una tendencia de pago importante que, en última instancia, puede ayudar a resolver operaciones comerciales de alto nivel.

  1. Las regulaciones continuarán aumentando, para proteger a los consumidores y las empresas locales

La protección del consumidor ha ido en aumento durante los últimos años, y esa tendencia de pago alcanzará su punto máximo en 2020. Legislaciones como el GDPR y la PSD2 en la Unión Europea han marcado el 2019. En 2020, una gran variedad de industrias sentirá el impacto. Además, esperaremos más innovación en el mundo de los pagos con la apertura de las APIs de los bancos y las nuevas fintech que llegan al mercado.

  1. Más empresas buscarán formas de simplificar su pila de pagos

Actualmente, encontramos en el sector una gran complejidad en lo que se refiere la gestión de los pagos, en gran medida porque las empresas cuentan con más de una plataforma y varios bancos para procesar sus transacciones.

Esta multiplicidad de soluciones de pago ocurre casi inadvertidamente bajo el objetivo de mejorar el proceso de pago. Sin embargo, en lugar de mejorarlo, estas empresas ahora luchan por administrar cuentas, integraciones, datos de pago, pagos…

La simplificación es una tendencia de pago que está creciendo rápidamente. Existen soluciones de pago todo en uno que brindan una cobertura amplia y flexible para casi cualquier necesidad de los comerciantes, con muchas menos complicaciones para su paquete tecnológico. Por eso, veremos a más empresas aprovechar estas soluciones en el próximo año.

  1. La tecnología obsoleta no sobrevivirá

Con la llegada de nuevos modelos de negocio, la transformación digital y el constante cambio en hábitos de los consumidores, las empresas se ven obligadas a invertir en nueva tecnología y a actualizar sus sistemas antiguos. Las organizaciones que no pueden permitirse el lujo de realizar esas actualizaciones necesitarán encontrar un partner que les permita hacerlo. Los consumidores son mucho menos propensos a hacer la vista gorda ante una experiencia desactualizada o agitada causada por una tecnología más antigua, y la fricción que provocan los sistemas obsoletos desempeñará un papel aún más crítico en la experiencia del cliente en 2020.

Sea como sea, promete ser un año emocionante para cualquiera que aproveche las soluciones de pago. ¡Comienza a prepararte!

Marta Trias Gray, International Marketing Manager de SlimPay.

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados