Publicidad
Deslizar para leer la noticia
Compartir

3 AÑOS, 3

Tres años de andadura. Tres años de trabajo, esfuerzo y tesón. Tres años de diálogo. Tres años de “dirigirse a un punto concurriendo a un mismo fin”. El Club de Convergentes está haciendo una labor extraordinaria y por eso hay que felicitarles, porque además de conseguir sus legítimos objetivos particulares ayudan a consolidar la imagen de la Industria ante la Administración y ahora, con las iniciativas que han presentado en su tercer aniversario, el Estudio de la Industria Fabricante de Máquinas y Sistemas de Juego en España y el Código Ético, también ante la Opinión Pública.

Tres años de andadura. Tres años de trabajo, esfuerzo y tesón. Tres años de diálogo. Tres años de “dirigirse a un punto concurriendo a un mismo fin”. El Club de Convergentes está haciendo una labor extraordinaria y por eso hay que felicitarles, porque además de conseguir sus legítimos objetivos particulares ayudan a consolidar la imagen de la Industria ante la Administración y ahora, con las iniciativas que han presentado en su tercer aniversario, el Estudio de la Industria Fabricante de Máquinas y Sistemas de Juego en España y el Código Ético, también ante la Opinión Pública.

El Sector tiene un gran aliado en el Club de Convergentes, un Club en el que no hay derecho de admisión y en el que todas las opiniones cuentan lo mismo, vengan de donde vengan. Un Club en el que se escucha la voz de todo aquel que quiera acercase para hablar, sea no no sea de la Entidad, y eso, le honra y ratifica que cumplen con su palabra de querer el consenso mediante el diálogo. Los Convergentes convergen y lo hacen, en último termino para conseguir unos objetivos que superan sus legítimos intereses. Son humildes en su labor y el reconocimiento lo asimilan reforzando su trabajo con más ilusión.

Cristina García es la cara visible del Club y representa todos sus valores. En una entrevista que le hicimos con motivo del Segundo Aniversario de la Entidad ella decía de sí misma ser una “hormiguita”, y podemos decir que es un buen símil, trabaja de manera eficaz y constante y no se detiene ante las adversidades, es una gran profesional y lo demuestra día a día.

El Club ha demostrado su solvencia en sus propuestas e iniciativas y eso es fruto de la valía de cada uno de sus miembros que son capaces de dejar aparcados en la puerta sus colores para vestirse todos con la misma camiseta consiguiendo un entorno común.

Ayer conocimos con gran alegría el Estudio de la Industria Fabricante de Máquinas y Sistemas de Juego en España, un excelente trabajo elaborado por el reputado Profesor Gómez Yáñez, y el Código Ético de la Entidad. Dos magníficas iniciativas enmarcadas en la línea de la Responsabilidad Social Corporativa. La primera además ha arrojado luz sobre nuestro Sector aportando información global y ha sonrojado un poco a la Administración, que ha comprobado con datos contrastados como la no armonización entre Comunidades en aspectos tan importantes como las homologaciones puede hacer perder a la Industria miles de euros en detrimento de inversiones que derivarían en último término en más puestos de trabajo. La segunda iniciativa es un Código Ético que si bien no parece necesario cuando las cosas se hacen con arreglo a este valor en la práctica ayuda a dejar claro las posiciones y en un mundo en el que los prejuicios y la clasificación por estereotipos son generalizados es un buena herramienta en favor de la transparencia, no en vano, nosotros mismos publicamos nuestro Código Deontológico por las mismas razones.

Ahora bien, estamos inmersos en un contexto muy dramático en cuanto a la percepción de nuestra actividad y no tiene nada que ver con la mala imagen histórica que han proyectado sobre nosotros los medios generalistas, hoy nos enfrentamos a la Sociedad Civil en su conjunto alentada por las Asociaciones de Ludópatas y contra este acoso no sirve mirar hacia otro lado para que pase el temporal, como hemos hecho con aparentemente buen resultado durante décadas. El Sector se vuelca ahora mismo en hacer notar su Responsabilidad amparándose en los Reglamentos y buscando nuevas y buenas iniciativas como hemos visto en la última Asamblea de Anesar o ahora en la celebración de Club de Convergentes. Nunca es tarde para reivindicar nuestro buen hacer pero en el punto en el que estamos la Opinión Pública puede llegar hasta malinterpretarlo porque desgraciadamente tiene asumido como cierto que somos unos “estafadores” que “engañamos” y nos “aprovechamos” de nuestros clientes más débiles e incitamos al “vicio” a los colectivos más vulnerables con el fin de lucrarnos. Y por tanto puede llegar a pensar también que es una “artimaña diabólica” de lavado de cara. Por tanto, además de reivindicar la Responsabilidad con la que acometemos nuestro trabajo es necesario explicar que nuestro cliente habitual es aquel que se divierte con nuestros productos, porque esa es nuestra misión, proporcionar tiempo de Ocio de calidad. Y eso solo se puede transmitir con una gran campaña de imagen y publicidad sectorial que se propague por todo nuestro país y que demuestre que nuestro cliente o usuario en su mayor parte y al que nos dirigimos especialmente es una persona normal y corriente que se lo pasa bien jugando con nuestros productos o servicios. Y en este punto, es también nuestra Responsabilidad proteger a ese cliente, porque no solo se nos acosa a nosotros, también se ha estigmatizado al Jugador y eso es un problema grave que tenemos que abordar. Como es natural es un trabajo muy difícil precisamente porque lo empezaríamos a desarrollar ahora, y como no puede ser de otra manera hay que destinar, en su mayor parte, muchos recursos económicos además de humanos. ¿Estamos dispuestos a intentarlo por primera vez? Ahora bien, para que funcione, ya saben, tiene que ser un sí rotundo y unánime.

Compartir
NOVOMATIC

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados