Publicidad
Deslizar para leer la noticia
Compartir

2019

Cerramos el año con un cierto sabor agridulce. Por un lado, la Industria ha demostrado su capacidad tecnológica y su buen hacer lanzando al mercado modelos de las más alta calidad para el disfrute de sus clientes, ofreciendo una opción más de Ocio a la Sociedad como, por otra parte, se puede comprobar en las páginas de la inminente edición de Diciembre de la Revista AZAR en las que sobresalen los reportajes de Bally Wulff, Unidesa y Novomatic GiGames. Pero, por otro lado, el acoso que está  sufriendo el Juego Privado desde los Partidos Políticos y los medios de información general es el más intenso y agresivo de todos los que hemos padecido desde el origen de nuestra actividad. Al lector inteligente no se le escapa quién o quienes vuelven a ser los más beneficiados con esta situación…

No obstante, el Mensaje de Navidad que Jesús Franco dedica a todos nuestros lectores y que hemos adelantado hoy en AZARplus nos da las claves para saber que hay esperanza. Somos un Sector tan cabal como legal, tecnológicamente muy avanzado, generador de puestos de trabajo, cumplidor con la Administración y asumimos unos impuestos muy elevados que contribuyen al desarrollo y crecimiento de nuestro país. Simplemente tenemos que conseguir trasmitírselo a esos políticos y a esos medios de comunicación. Sin miedos, sin complejos y con el absoluto respaldo de la verdad.

Ahora bien, no estamos ante una tarea fácil, lo sabemos y por eso procuramos sentar las bases de una política de comunicación sectorial que pueda hacer frente a un acoso que parece no tener fin. CEJUEGO ha iniciado el camino y en todos los Congresos se debate sobre esta cuestión. Especialmente significativa fue la aplaudida conferencia de nuestro Editor de Honor en el Congreso de AGEO quién dijo alto y claro que la Industria tiene que ser parte de la solución de cara a los poderes públicos. Una nueva e inteligente posición que, entre otras cosas, entraña la necesidad de eliminar el mensaje perverso que usa y abusa de la confusión generalizada entre el objeto del juego y la acción de jugar. 

Nos espera una larga marcha en la que todos tenemos que estar unidos, dejar nuestras diferencias a un lado y luchar juntos, con tanta lucidez como coherencia, para restituir la dignidad de una Industria, a la que ahora se le niega el respeto lícitamente ganado durante más de 40 años de historia. Este es nuestro grandísimo deseo y humilde compromiso para el nuevo año. 

¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo!

Este Editorial será publicado con leves modificaciones en la Edición de Diciembre de la Revista AZAR nº 406
Compartir
NOVOMATIC

Dejar comentario

¡Por favor, introduce un comentario!
Por favor, introduce tu nombre

* Campos obligatorios
** Los comentarios deben ser moderados, en muy poco tiempo, serán validados