Publicación digital de AZAR, Revista líder y decana           de la Industria del Juego

Lunes, 23 de enero de 2017 - 11:31
Revista AZAR

Opinión Plus



01
DIC
2016

Liquidez Internacional por Emilio Dominguez Muñoz, Socio y Marketing Manager de Aureka Internet (Educapoker y Poker-red)
1 comentarios 1


En plena expansión internacional del Sector del Poker online, allá por los año 2009 y 2010, tanto Italia como Francia regularon el mercado del Poker en sus respectivos países con la conocida como liquidez cerrada y fundando así el "modelo mediterráneo" de regulación al que España se incorporaria un año después y Portugal este mismo año.

Un cierre de fronteras a nivel nacional impropio en el marco de la Unión Europea, y que como ya advertimos durante su elaboración con poco éxito, supondría un hándicap posiblemente insalvable en un país como España, que no sólo cuenta con una población claramente menor que los países antes mencionados sino que además, no posee aún una base sólida de aficionados debido a que el Poker no pertenece a nuestro abanico de Juegos tradicionales.

Casi cinco años después, la realidad desgraciadamente ha dado la razón a todos aquellos que nos opusimos a este modelo.

Debemos entender que el mercado del Poker tiende de forma innata a la concentración y que la liquidez cerrada es el gran motor para que esta tendencia se incremente exponencialmente convirtiendo el mercado en un cuasi monopolio que no beneficia a prácticamente ninguno de los agentes que operan en el Sector, ni al Estado, ni a las Salas, ni a los Medios especializados, ni por supuesto a los Jugadores y usuarios, muchos de los cuales no han tenido más remedio que emigrar en este periodo.

Dos redes, diez salas, y otras tantas webs especializadas, revistas físicas, programas televisivos, circuitos de Poker en vivo, etc... que formaban parte del paisaje pokerístico de nuestro país se han quedado en el camino en este lustro aciago.

Y para casi todos los demás, la mayoría de los pocos que quedamos, solo la esperanza de la llegada del fin de esta travesía del desierto que implica la liquidez cerrada nos ha motivado a continuar.

Conocedores por fin de esta situación, parece que los organismos responsables han dado los pasos necesarios para que se vislumbre la luz al final del túnel.

Una unión de mercados que englobara a Italia, Portugal, Francia y España sería de por sí un mercado legal y seguro suficientemente fuerte como para representar una alternativa a cualquier otro.

Si le unimos, como parece, el Reino Unido, y algún otro estado europeo, la competencia con el mercado internacional podría ser prácticamente de tu a tu.

Esta ilusionante nueva etapa, de producirse, podría devolver la competencia efectiva al Sector, lo que en mi opinión es el motor de la sostenibilidad por la vía de la satisfacción del usuario.

El componente aspiración al del Poker, los grandes premios ganados con emoción, así como la competencia y la mejora en el juego frente a otros y a uno mismo son factores claves que nunca debieron perderse en este juego y que con suerte, el nuevo marco regulatorio podría devolvernos.

Los que conocimos "otros tiempos" sabemos que no es fácil que vuelvan, probablemente no es factible y personalmente ni siquiera lo espero, pero si deseamos que este periodo quede en el olvido y que la agria sensación de ver las mesas vacías en la mayoría de los operadores no vuelvan a repetirse, o al menos no como consecuencia de una regulación ilógica.

Como decía Francoise Sagan "Sólo cerrando las puertas detrás de uno se abren ventanas hacia el porvenir", esperemos que esa puerta quede bien cerrada y que las ventanas abiertas traigan aire fresco para todos.
03
NOV
2016

JUEGO LIMPIO por Cristina García
2 comentarios 2


El juego limpio es un concepto interesante; probablemente donde más se utiliza es en el ámbito deportivo, pero por incluir la palabra “juego”, me animo a construir sobre el mismo ciertas reflexiones.

El “fair play” se podría definir como el comportamiento leal hacia el contrincante, respetuoso con el árbitro, correcto con los asistentes, y acorde con las reglas del juego.

En nuestra Industria, las reglas del juego están claras. Las básicas nos vienen marcadas en Leyes, Decretos y Órdenes de manera prolija. Pero más allá de este detalle, o antes y después del mismo, están las básicas reglas del mercado, que no son otras que las de la competición, la competencia y la competitividad. En el partido del día a día, los contrincantes luchan en competición por conseguir el triunfo (la mayor cuota de mercado, las mayores ventas, los mejores ingresos); y en esta competencia se produce una rivalidad sana porque todos se ven obligados a superarse (la pena para el que no lo hace puede ser la expulsión del mercado), haciendo de la competitividad el motor constante para ofrecer el mejor producto o el mejor servicio.

En este contexto, es lícito que se solicite del Árbitro que las reglas estén coordinadas, para que los mejores productos puedan llegar a todos los territorios, o que las regulaciones se aligeren en aquellos puntos que desoigan o contradigan la imparable evolución tecnológica, so pena que el mercado vaya por delante de la realidad regulatoria.

Lo que acabo de describir sería perfectamente aplicable a cualquier sector de actividad, incluido el nuestro, pero en la Industria del Juego podría necesitar de unos matices: la tutela administrativa en la que se encuadra nuestro quehacer diario tiene su lógica, y bien enfocada hasta puede asentar esas cuestiones de competencia y competitividad a las que me refería antes, pero al mismo tiempo marca unos límites que nos obligan a todos a, sin dejar de ser creativos, no romper las reglas del juego.

Porque nuestro juez no solamente es el Árbitro, o los Árbitros: también lo son los asistentes, el público, es decir, los clientes. Que no tendrán ningún pudor en expulsar de la competición al jugador que se salte las normas, o que olvide ya no solo que el cliente “siempre tiene la razón”, sino que además goza de la prerrogativa de poder elegir entre nosotros y otras muchas posibilidades. Y que espera de esta Industria, como del resto, un nivel de conciencia sobre los efectos de su actividad que creo firmemente que estamos en condiciones de demostrar, explicar y difundir. Porque si no lo hacemos, nuestro silencio puede ser interpretado como un complejo, o un eterno sentimiento de culpa… y no, señores, ese tiempo ya pasó. Somos Responsables, colaboramos y colaboraremos en las políticas públicas encaminadas a “jugar bien”, e incluso algunas compañías irán más allá de todo ello y fomentarán otras muchas acciones, y en otros muchos ámbitos. Invertimos e invertiremos en tener el mejor software, el mejor sistema, el mejor local, la mejor atención, pero conscientes de que esta creatividad y este empuje no deben perder de vista que las normas bien definidas y aplicadas ayudan a que el partido se desarrolle en buena lid, a que sea justo, y a que lo sea para todos.

Desde mi modesta perspectiva (es ya casi año y medio que llevo intentado, y a veces consiguiendo, coordinar intereses y poner en común esfuerzos), cada día me reafirmo más en la consciencia de la gran responsabilidad que los colectivos asociativos tenemos en todas estas cuestiones, ya que sigue plenamente vigente la misma idea que nos llevó, hace tiempo, a decidir que para cazar la pieza grande, que diera de comer a la manada, era mejor organizar la caza en grupo. O como dicen en términos de rugby, un estupendo deporte que pone en valor, como pocos, el juego limpio: “Si quieres llegar pronto, viaja solo. Si quieres llegar lejos, hazlo en equipo”.

Cristina García
Secretaria General
CLUB DE CONVERGENTES

06
OCT
2016

El MAXIBINGO, nueva forma de juego de Bingo, con más emoción y premios por David Ballesteros
0 comentarios 0


Este nuevo juego, cuyo arranque con autorización de prueba pero con juego, premios y tributación reales, y cuya implantación es un hecho, se ha iniciado en Castilla y León, y está concebido como un tipo especial del Bingo Tradicional previsto en el Reglamento.

Su principal característica es que mediante un sistema de premios adicionales a los del juego del bingo de siempre, se añaden otros premios denominados “maxilínea”, que permite al jugador mantener la expectativa de premio hasta el final de la partida, aunque no tenga ya opciones de bingo, y ello porque estos premios adicionales dependerán de la última extracción del sorteo. Esto se considera como una innovación fundamental respecto al Bingo Tradicional.

El porcentaje de devolución es superior a un 70% y tiene un amplio catálogo de premios, por lo que indudablemente le hace más atractivo para los jugadores, esperando redunde en un repunte de las ventas. Y así parece que sucederá pues, ya en su inicio, ha tenido buena acogida por los clientes que, expectantes ante la novedad, han manifestado una buena acogida sobre todo por las nuevas modalidades de premios y, como no, por el aumento en los mismos.

Esta característica, unida a una fiscalidad mucho más interesante que la del Bingo Tradicional, se entiende que garantizará el éxito de esta fórmula de juego, sin que ello suponga abandonar las esencias del juego del bingo conocido por todos. Una vez más, hemos de decir, el bingo de Castilla y León ha sido pionero en una modalidad que ya se presentó hace 2 años y que por razones comerciales no se ha decidido iniciar hasta este momento.

La compra de cartones, como lleva aconteciendo en Castilla y León desde hace más de 8 años, se realiza de forma telemática y su impresión se hace en la propia Sala, extremo en el que en esta Comunidad también fueron pioneros en el Bingo Tradicional, dado que todas las partidas se jugaban mediante cartones imprimidos en las Salas, caso único en España.

Resaltar la flexibilidad y versatilidad normativa. Tal y como prevé el Reglamento este tipo especial será regulado por Orden, y los premios serán configurables mensualmente, tanto en el porcentaje de devolución como en las diversas fórmulas de premios, siempre que el retorno de los mismos sea superior al 70%. Incluso en un futuro muy próximo, con la regulación definitiva, se introducirán premios de forma interconectada.

Como ya es tradición en la Junta de Castilla y León, en lo que se refiere a la regulación del Juego, destacamos su máxima receptividad en la implantación de la modalidad, insistiendo en que no es variación de Bingo Electrónico sino una especialidad del Bingo Tradicional por lo que éste seguirá funcionando como hasta ahora. Es por ello y por el trabajo realizado conjuntamente por lo que la modalidad se convierte en otra primicia para el impulso del juego de Bingo.

La tecnología a emplear pertenece a McB, y los premios interconectados se comercializarán y gestionarán a través de COBICYLSA, entidad en la que, recordemos, están integradas todas las Salas de Castilla y León. A esta modalidad se suman, inicialmente, 15 Salas en la Comunidad.

No podemos despedirnos sin repetir de nuevo que Castilla y León es pionera en España de esta modalidad a la que se han sumado otras CC.AA. con otros sistemas.