Publicación digital de AZAR, Revista líder y decana           de la Industria del Juego

Lunes, 24 de abril de 2017 - 15:13
Revista AZAR

Écija Responde

Mostrando preguntas 1 a 13 de un total de 13"                           
 


28
MAR
2017

¿Cuáles son las obligaciones de identificación de los jugador que tienen los operadores de juego?

El artículo 15 de la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego (“Ley del Juego”) establece en su primer apartado que los participantes en los juegos tienen derecho a “identificarse de modo seguro mediante el documento nacional de identidad, pasaporte o documento equivalente o mediante sistema de firma electrónica reconocida, así como a la protección de sus datos personales”. Por otro lado, el apartado segundo del mismo artículo establece que los participantes en los juegos tienen la obligación a “identificarse ante los operadores de juego en los términos que reglamentariamente se establezcan”.

Una vez identificada la obligación legal de los participantes en los juegos a identificarse ante los operadores de juego, el Real Decreto 1613/2011, de 14 de noviembre, por el que se desarrolla la Ley 13/2011, de 27 de mayo, regulación del juego, en lo relativo a los requisitos técnicos de las actividades de juego (“Real Decreto 1613/2011”) es donde se regula reglamentariamente esta obligación, concretamente en sus artículos 26 y 27.

A continuación expondremos los principales aspectos de los artículos 26 y 27 del Real Decreto 1613/2011:

- Los operadores establecerán los sistemas y mecanismos que faciliten la identificación de los participantes en los juegos.

- La identificación del participante y la comprobación de que no está incurso en ninguna de las prohibiciones subjetivas a las que se refieren las letras a), b) y c) del artículo 6.2 de la Ley del Juego, será condición imprescindible para el cobro de los premios obtenidos cualquiera que sea su importe y naturaleza.

Estas prohibiciones subjetivas son las siguientes: (a) menores de edad y los incapacitados legalmente o por resolución judicial; (b) personas que voluntariamente hubieren solicitado que les sea prohibido el acceso al juego o que lo tengan prohibido por resolución judicial firme; y (c) los accionistas, propietarios, partícipes o titulares significativos del operador de juego, su personal directivo y empleados directamente involucrados en el desarrollo de los juegos, así como sus cónyuges o personas con las que convivan, ascendientes y descendientes en primer grado, en los juegos que gestionen o exploten aquéllos, con independencia de que la participación en los juegos, por parte de cualquiera de los anteriores, se produzca de manera directa o indirecta, a través de terceras personas físicas o jurídicas.

Dado que esta obligación de comprobación de estas prohibiciones subjetivas se impone antes de pagar los premios a los usuarios es por ello que, cuando un usuario quiere cobrar un premio por primera vez se le requiere más información. Por ello a menudo el registro del alta con el operador requiere una información (nombre, DNI, etc.) pero, en el momento de cobrar el premio el operador pide copia de todo ya que está legalmente obligado. No lo solicita al inicio para facilitar lo máximo que pueda el registro inicial.

- La identificación del participante se realizará a través de un registro de usuario activo único en el que figurarán, al menos, los datos de identificación necesarios para la comprobación de que no está incurso en ninguna de las prohibiciones subjetivas anteriores.

- El registro de usuario recogerá los datos de identificación fiscal y de residencia del participante y aquellos otros que permitan la realización de las transacciones económicas que se determinen por la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ).

- La DGOJ establecerá los procedimientos necesarios para facilitar la autenticación y comprobación de los datos de identidad de los residentes en España.

- La DGOJ dispondrá los medios necesarios y establecerá los procedimientos adecuados para permitir a los operadores el acceso telemático al Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego.

- En todo caso, en el proceso de apertura de registro de usuario, antes de su activación, y en el proceso de abono de los premios, el operador deberá contrastar los datos contenidos en el registro de usuario con los que figuren inscritos en el Registro General de Interdicciones de Acceso al Juego, al objeto de verificar que el participante no figura inscrito en el citado Registro.

Estos dos artículos del Real Decreto 1613/2011 han sido ampliamente desarrollados mediante la Resolución de 12 de julio de 2012, de la DGOJ, por la que se aprueba la disposición que desarrolla los artículos 26 y 27 del Real Decreto 1613/2011, de 14 de noviembre, en relación con la identificación de los participantes en los juegos y el control de las prohibiciones subjetivas a la participación. En esta Resolución, además de lo anteriormente expuesto, se regula el Sistema de Verificación de Identidad de los Participantes. Según su apartado sexto, la DGOJ, a los efectos de facilitar a los operadores la verificación de la identidad de los participantes, pondrá a su disposición un Sistema de Verificación de Identidad que permitirá, mediante el acceso electrónico por parte de los operadores, la verificación en tiempo real de los datos de los solicitantes que empleen para su identificación el documento nacional de identidad (DNI) o el número de identificación de extranjeros (NIE). El Sistema de Verificación de Identidad de la DGOJ no excluye el empleo de sistemas o medios de verificación alternativos por parte del operador.

La Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo (“Ley 10/2010”), establece en su artículo 2 que “la presente Ley será de aplicación a los siguientes sujetos obligados: u) Las personas responsables de la gestión, explotación y comercialización de loterías u otros juegos de azar respecto de las operaciones de pago de premios”. Asimismo, el Real Decreto 304/2014, de 5 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo (“Real Decreto 304/2014”), establece en su artículo 4 que los sujetos obligados (operadores de juego) identificarán y comprobarán, mediante documentos fehacientes, la identidad del ganador en relación con el pago de premios de loterías y otros juegos de azar cuyo importe sea igual o superior a 2.500 euros.

Cabe destacar que el Artículo 43 del Real Decreto 304/2014 regula las medidas de control interno de aplicación al pago de premios en loterías u otros juegos de azar. Según este artículo, “los sujetos obligados que gestionen, exploten o comercialicen loterías u otros juegos de azar establecerán procedimientos adecuados de control interno en relación con las operaciones de pago de premios, que en todo caso preverán (…) 1. La identificación de los ganadores de premios por importe igual o superior a 2.500 euros, sin perjuicio de lo que, a efectos de identificación de jugadores dispone Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego, y en su normativa de desarrollo y normativas equivalentes de las Comunidades Autónomas”.

Con todo lo anteriormente dicho, podemos concluir diciendo que los operadores de juego pueden solicitar cualquier información y documentación que consideren necesaria para poder identificar y comprobar que los participantes en los juegos no estén incursos en ninguna de las prohibiciones subjetivas, pero sobre todo, esta identificación será condición imprescindible para poder pagar los premios obtenidos y especialmente si son de valor igual o superior a 2.500 euros.

Xavier Muñoz Bellvehí (xmunoz@ecijalegal.com)
Daniel Marrodán Herrero (dmarrodan@ecijalegal.com)
08
MAR
2017

¿Cómo deben cumplir con la normativa de Protección de Datos personales los operadores de juego presenciales y online?

La Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD) y el Reglamento que la desarrolla (Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre) fueron aprobados con el fin de proteger y garantizar el ejercicio de las libertades públicas y los derechos fundamentales de las personas en lo que respecta al tratamiento de datos personales, protegiendo en especial los derechos que atañen a la intimidad personal y familiar de los ciudadanos. Esta ley implica una serie de obligaciones para las empresas de juego, incluidas las de juego presencial (bingos, casinos…) y las de juego online, que deben actuar correctamente frente a sus clientes que son las personas titulares de los datos objeto de tratamiento.

Para las empresas de juego presencial, la recogida de datos debe practicarse mediante la entrega del DNI del usuario al entrar en el local, registrando el operador de juego los datos de carácter personal del usuario en los ficheros que debe tener inscritos en la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), de los cuales la empresa es la responsable. En cuanto a las empresas de juego online, estas deben obtener los datos de los usuarios mediante la cumplimentación de formularios previamente establecidos en la página web durante el proceso de alta del usuario. En ambos casos se trata del momento de la recogida de los datos, momento fundamental para que el usuario acepte nuestros términos y condiciones donde debemos informar de todo el tratamiento que vayamos a realizar con los datos y las finalidades por las que os recogemos. Es muy importante que lo detallemos bien en las condiciones para que así nuestra empresa quede bien autorizada para efectuar sus actuaciones posteriores con dichos datos.

Al recoger los datos, el operador debe comprobar si el usuario aparece inscrito en el Registro de General de Interdicciones de Acceso al Juego o en algún registro de personas prohibidas por alguna otra razón. En caso afirmativo, no se le autorizaría a utilizar los servicios de juego online ni el acceso a las salas de casino, bingo, etc...

Cabe añadir que los operadores de juego online no solo han de cumplir con las obligaciones impuestas por la LOPD, sino que además han de cumplir con la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico (LSSI). En su artículo 22, se establecen las condiciones necesarias para el almacenamiento y recuperación de datos en equipos terminales de los destinatarios (cookies), siempre y cuando se cumpla con los fines del tratamiento con arreglo a la LOPD. Por otro lado, siempre que las cookies utilizadas conlleven el tratamiento de datos, los responsables de tal tratamiento deberán asegurarse del cumplimiento de las exigencias adicionales establecidas por la normativa sobre protección de datos personales, en particular en relación con los datos especialmente protegidos.

Las principales obligaciones que han de cumplir las empresas de juego en materia de protección de datos son las siguientes:

• Creación de ficheros y la notificación de los mismos en la AEPD;
• Asegurar que los datos recopilados sean adecuados y veraces;
• Garantizar el cumplimiento de los deberes de secreto y seguridad;
• Informar a los usuarios de la recogida de los datos y sus fines, mediante la implantación de las condiciones legales que el usuario deberá aceptar;
• Obtener el consentimiento para el tratamiento de los mismos;
• Informar de cómo ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición;
• Aplicar el nivel de las medidas de seguridad acordes con los datos recogidos. El nivel de seguridad puede variar en función de la Comunidad Autónoma; y
• Implantar el Documento de Seguridad.

Asimismo, según el artículo 16.4 de la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego, en los procedimientos de homologación de los sistemas técnicos de juego que puedan afectar de manera relevante al tratamiento de datos de carácter personal por parte de los operadores, la Dirección General de Ordenación del Juego deberá solicitar un informe a la AEPD.

En el caso de los operadores de juego online, un ejemplo de los tipos de ficheros a notificar a la AEPD serían los siguientes:

• Administración
• Atención al Cliente
• Expediente de Blanqueos de Capitales
• Mailing y Newsletters
• Participantes en riesgo de prohibición subjetiva
• Proveedores
• Registro de usuarios
• Registro de vinculados al operador de juego (socios, directivos, empleados, cónyuges, etc)
• Registro de interdicciones del juego
• RRHH
• Test de juego de responsable (usuarios encuestados en test de juego responsable y de prevención de conductas adictivas al juego)

Por último, cabe indicar que de acuerdo con el artículo 2.p y 2.u de la Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo, tanto los operadores de juego online como los operadores de juego presencial han de cumplir con dicha normativa. Y asimismo, los operadores de juego están obligados a enviar al Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales y Financiación del Terrorismo (SEPBLAC), una comunicación de las operaciones sospechosas susceptibles de constituir blanqueo de capitales o financiación del terrorismo, siempre que tenga conocimiento de las mismas, o bien advierta indicios o tenga motivos fundados para sospechar que se han realizado, cometido o intentado cometer tales operaciones.


Xavier Muñoz Bellvehí (xmunoz@ecijalegal.com)
Nicholas Boetti Moles (nboetti@ecijalegal.com)

26
DIC
2016

¿Cúal es la regulación aplicable a los eSports?

Los eSports tienen cada día más seguidores, tanto a nivel nacional como internacional, y esto está generando unas audiencias muy importantes que se están convirtiendo en un negocio muy lucrativo. Hemos visto recientemente, en España, como la compañía Mediapro compraba una parte mayoritaria de la empresa que gestiona la Liga de Videojuegos Profesional (LVP) y como la operadora Orange cerraba un contrato con ellos para patrocinar estas competiciones.

Se trata de torneos de videojuegos en los que los jugadores, organizados en equipos profesionales, compiten entre ellos. Los juegos que están liderando los torneos de eSports son: League of Legends, Counter Strike, Starcraft 2, Dota2, Call of Duty y Fifa entre otros. Para que un videojuego pueda ser catalogado jurídicamente como un eSport es necesario que sea un juego de pura habilidad, sin ningún elemento de azar. Éste es el caso de los juegos indicados.

Si analizamos los eSports desde el punto de vista de la Ley 13/2011 de Regulación del Juego, ésta establece que “se entiende por juego toda actividad en la que se arriesguen cantidades de dinero u objetos económicamente evaluables, sobre un resultado futuro e incierto, dependiente en alguna medida del azar y que permitan su transferencia entre los participantes, con independencia de que predomine en ellos el grado de destreza de los jugadores o sean exclusiva o fundamentalmente de suerte, envite o azar".

Dado que los eSports no contienen ningún elemento de azar, no se pueden catalogar como juego en el sentido de la Ley del Juego. En este sentido, se puede competir en este tipo de juegos por dinero directamente dado que no son ningún juego de azar, se trata de un torneo, una competición. Sería similar a un torneo de golf o de dardos o billar en el que se pague una entrada económica por participar. Nos referimos exclusivamente a que los jugadores puedan jugar unos contra ellos con dinero.

Por otra parte, cabe valorar la posibilidad de que terceros espectadores hagan apuestas sobre el resultado de estas competiciones. En este caso, se trata de una actividad de apuestas y sí que estaría sujeta a la Ley del Juego. En este caso, dichas apuestas sólo pueden ofrecerlas en España aquellos operadores de apuestas que dispongan de la licencia correspondiente, en concreto una licencia singular para “otras apuestas de contrapartida” o para “otras apuestas mutuas”.

A día de hoy no hay ninguna normativa específica en España que regule el desarrollo de los eSports, aunque países como Francia sí que los han regulado específicamente y países como Malta los han incluido en la nueva normativa que se va a publicar sobre “digital games with prize”. Algunos países consideran que, dado que no se trata de juegos de azar, no es necesaria ninguna regulación específica para estas competiciones desde la perspectiva de los Juegos de Azar.



A falta de una normativa que regule este sector en crecimiento, se está tendiendo a que los contratos que se lleven a cabo con los jugadores, incluyan cláusulas que protejan tanto a los jugadores como a los equipos. Los contratos de estos jugadores se van equiparando a los contratos de deportistas. También es fundamental que los torneos tanto presenciales como online tengan unas bases legales correctas y protejan la seriedad e integridad de la competición.

Una de las referencias de este sector se encuentra en Corea del Sur, ya que el gobierno está comprometido con este deporte y se ha creado la Asociación Coreana de Deportes Electrónicos (KeSPA). Incluso las Universidades Coreanas han habilitado plazas específicas para jugadores de eSports. No obstante, este fenómeno está explosionando en los cuatro continentes.

A nivel español, y sobre todo cuando se ofrecen estas competiciones online, es importante recordar que, siempre que no exista ningún elemento de azar, la Ley del Juego no será aplicable a los eSports. No obstante, las apuestas sobre los resultados de estas competiciones sí que están sujetas a la Ley del Juego. De hecho ya hay varios operadores de apuestas en España que están ofreciendo apuestas con dinero sobre las competiciones de eSports.

Xavier Muñoz Bellvehí (xmunoz@ecijalegal.com)
Nicholas Boetti Moles (nboetti@ecijalegal.com)

27
NOV
2015

¿Puedo operar un local de apuestas externas en Canarias?

El pasado mes de octubre de 2014 se publicó en el Boletín Oficial de Canarias el Decreto 98/2014, de 16 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de apuestas externas de la Comunidad Autónoma de Canarias y se modifican otras disposiciones de carácter general relacionadas con el juego y las apuestas. Esta modalidad de apuestas consiste en la actividad de juego por la que se arriesga una cantidad de dinero sobre los resultados de un acontecimiento deportivo o de otra índole, previamente determinado y de desenlace incierto, ajeno a las partes intervinientes en la misma, obteniendo su reintegro o una cantidad mayor en el caso de acierto.

Tanto las personas físicas como las personas jurídicas pueden solicitar la autorización administrativa para la organización, explotación y comercialización de apuestas externas que se desarrollen o formalicen en el ámbito territorial de Canarias. En ambos casos, el solicitante deberá ostentar la nacionalidad de un Estado miembro de la Unión Europea y disponer de una sede permanente y de un domicilio fiscal en el territorio de la Comunidad Autónoma de Canarias, entre otros requisitos.

Una vez los interesados acrediten el cumplimiento de los requisitos exigidos, estos podrán solicitar la autorización para la organización, explotación y comercialización de apuestas externas, debiendo asimismo aportar un proyecto de explotación de su negocio.

Cabe destacar que el plazo máximo que tiene la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno de Canarias para resolver y notificar la resolución es de 3 meses desde que la solicitud haya tenido entrada en el registro del órgano competente para tramitarla. En estos momentos, la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno de Canarias está tardando más de 3 meses en resolver, por lo que se entenderá denegada dicha autorización aplicando el silencio administrativo negativo, a no ser que exista una resolución expresa posterior otorgándola.

La autorización administrativa se concede por plazo de 5 años, renovable por periodos de 5 años más, presentándose dicha solicitud con una antelación mínima de seis meses a la expiración del plazo correspondiente.

Una vez obtenida la autorización, la empresa operadora de apuestas externas, con carácter previo al inicio de la actividad, deberá depositar una garantía de 500.000 euros en la Tesorería de la Hacienda de Canarias y a disposición del órgano competente en materia de juegos y apuestas. Si no se ha constituido la garantía en el plazo de 2 meses desde la notificación de la resolución de autorización, se revocará dicha autorización, previa audiencia de la empresa operadora interesada.

Las apuestas externas pueden ser tanto presenciales como no presenciales o electrónicas. Las primeras son las ofertadas por empresas operadoras desde locales y espacios de apuestas autorizados y formalizadas en los mismos por la persona apostante o usuaria a través de terminales de expedición o máquinas auxiliares situados en ellos. Y son apuestas externas no

presenciales o electrónicas las ofertadas a través de medios y canales electrónicos, informáticos, telemáticos e interactivos por empresas operadoras autorizadas y formalizadas a través de esos mismos medios y canales fuera de locales y espacios de apuestas.

El número de autorizaciones disponibles para la instalación de locales de apuestas externas en cada isla es el siguiente:



En cuanto a los aspectos fiscales cabe decir que el tipo de gravamen aplicable a las apuestas externas será del 10% sobre los ingresos netos, salvo a las que se realicen sobre los juegos y deportes autóctonos y tradicionales que se les aplicará el 5%. A estos efectos, los juegos y deportes autóctonos y tradicionales de Canarias son la lucha canaria, la vela latina canaria, la bola canaria, el juego del palo, la lucha del garrote, el arrastre, la pelota-mano, el salto del pastor, el levantamiento y pulseo de la piedra, el levantamiento del arado, el calabazo y aquellos otros que en el futuro sean reconocidos oficialmente por el Gobierno de Canarias.

Con todo lo anteriormente dicho, esperamos que la regulación de las Apuestas Externas favorezca el crecimiento económico del sector de los juegos y apuestas en la Comunidad Autónoma de Canarias, de tal modo que un importante número de operadores y usuarios pueda desarrollar sus opciones de ocio a través de las apuestas externas en esta Comunidad Autónoma.


Xavier Muñoz Bellvehí (
xmunoz@ecijalegal.com)
Daniel Marrodán Herrero (
dmarrodan@ecijalegal.com)
15
JUL
2015

¿Cómo pretende el Proyecto de Real Decreto de Comunicaciones Comerciales de las Actividades de Juego y de Juego Responsable reforzar la protección de los consumidores y menores?

Después de más cuatro años de haberse regularizado la actividad de juego Online en España mediante la Ley 13/2011, de 27 de mayo, que estableció el marco regulatorio de la actividad de juego de ámbito estatal, así como a las acciones publicitarias o promocionales conexas, se pretende aprobar un Proyecto de Real Decreto (en adelante “Proyecto”) con el ánimo de reforzar la protección de los consumidores, en general, y de aquellos especialmente vulnerables, como lo son los menores, en particular. 

En efecto, el Proyecto pretende mejorar el marco regulatorio de aquellas materias que hacen referencia a la publicidad, promoción y patrocinio, así como sobre comunicaciones realizadas a través de cualquier medio de difusión.

Por ello, se han recogido y desarrollado un conjunto de principios encaminados a la protección de los consumidores mediante una reforzada transparencia que incumbe a operadores y participantes, con el objetivo primordial de salvaguarda de los intereses de carácter público, en la prevención de conductas adictivas y la protección de los derechos de los menores.

Debe apuntarse aquí, los límites a las casas de apuestas y otros juegos on line que realizan publicidad en los medios de comunicación.

Entre los límites que contempla el Proyecto, encontramos medidas en las que únicamente se podrían realizar comunicaciones comerciales durante franjas horarias denominadas “de protección reforzada”, considerando éstas entre 22 horas y las 6 horas. Quedarían fuera de dicho límite las comunicaciones comerciales relativas a apuestas deportivas a través de televisión y radio, siempre y cuando se cumplan los requisitos expuestos en el artículo 15.4 de la misma, como por ejemplo que se identifique al operador o se diferencie claramente la comunicación comercial de la retransmisión del evento en sí.

Otro aspecto que puede forzar un cambio en la estrategia comercial de estas empresas, es la prohibición de usar rostros de famosos en sus campañas, entendiéndose como quienes gozan o hayan gozado de notoriedad pública y tengan un atractivo especial y diferenciado para el público infantil o juvenil. Sin embargo, se permite el uso de dichas imágenes si existe un mensaje de juego responsable en la propia comunicación comercial y, adicionalmente, en la comunicación comercial no se hace una asociación directa entre la actividad de juego y el éxito.

Por último, cabe destacar que también se han abierto opiniones contrarias a este Proyecto por parte de organizaciones no gubernamentales en defensa de los consumidores como por ejemplo ”FACUA-Consumidores en acción” por creer insuficientes las limitaciones y restricciones que impone la misma. Una de las reticencias que observan, es que el proyecto de Real Decreto todavía prevé la posibilidad de utilizar personajes famosos o de notoriedad pública en la publicidad y que por ejemplo no se habilita por parte de la Administración una línea de atención al cliente telefónica en la que se tuviera que informar a los usuarios de los riesgos que conlleva el juego, entre otras cuestiones.

Con todo, esperamos que finalmente se adopte un gran acuerdo para que verdaderamente exista una norma eficaz que luche contra la adicción y sobretodo para que nuestros menores sean conscientes de los peligros que conllevan un uso irresponsable de ello.
Por otra parte es importante que se establezcan unos mecanismos claros, que den seguridad jurídica también a los operadores de juego que desarrollan esta actividad con empeño y rigurosidad.

Xavier Muñoz Bellvehí (xmunoz@ecijalegal.com)
Joan Piñeiro Garcia (jpineiro@ecijalegal.com)

08
ABR
2015

¿Qué garantías deben aportar los Operadores de Juego para responder del cumplimiento de sus obligaciones y asegurar, entre otras cosas, el abono de los premios correspondientes?

Los operadores de juego deben constituir y mantener vigente y actualizada en todo momento una garantía que, de conformidad con lo previsto en el artículo 14.2 de la Ley 13/2011 de Regulación del Juego, “quedará afecta al cumplimiento de las obligaciones establecidas en esta Ley y especialmente al abono de los premios, a las responsabilidades derivadas del régimen sancionador y al pago de las tasas devengadas en materia de juego”, siendo además su pérdida de vigencia o falta de actualización causa de extinción de los correspondientes títulos habilitantes.

Así, de conformidad con lo previsto en la Resolución de 13 de octubre de 2014, por la que se aprueba la disposición que desarrolla el Capítulo III del Título II del Real Decreto 1614/2011, de 14 de noviembre y la determinación de los importes de la garantía de operador que se vinculan a las licencias singulares correspondientes a los distintos tipos de juego (y también de conformidad con el propio Real Decreto 1614/2011 y las Órdenes de convocatoria de Licencias Generales) “la garantía vinculada a la licencia general dentro del período inicial será de dos millones de euros por cada licencia general otorgada, salvo para la modalidad de juego a la que se refiere la letra e) del artículo 3 de la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego (Licencia General de Concursos), que será de quinientos mil euros”. Es decir, que un operador interesado en obtener simultáneamente las tres licencias generales existentes (Apuestas, Otros Juegos y Concursos) queda obligado a constituir una garantía total de 4,5 Millones de Euros, suponiendo una fuerte barrera de entrada al sector.

El período inicial al que se ha hecho referencia es el comprendido entre la fecha de otorgamiento de la/s correspondiente/s licencia/s general/es y el 31 de diciembre del año próximo al del otorgamiento. Durante dicho período inicial no se toman en consideración garantías vinculadas a las distintas licencias singulares.

Una vez transcurrido el período inicial, la garantía inicialmente aportada y vinculada a las licencias generales puede reducirse hasta la suma de 1 Millón de Euros con independencia del número de licencias generales, salvo en el caso de disponerse únicamente de una Licencia General de Concursos en cuyo caso dicho importe es de 250.000 Euros. Dicho importe, opera además como importe mínimo de la garantía del operador en su conjunto, del modo que se verá.

Adicionalmente, finalizado el período inicial debe tomarse en consideración el importe de las garantías vinculadas a las distintas licencias singulares de que se disponga, que se calcularán en función de los ingresos (brutos o netos) obtenidos en relación con al explotación del juego sujeto a cada una de las distintas licencias singulares en el año inmediatamente precedente tal y como se detalla en la siguiente tabla de conformidad con el Anexo II de la citada Resolución de 13 de octubre de 2014:





Calculado el importe de la garantía vinculada a las distintas licencias singulares de que se disponga conforme a la tabla anterior, si el importe total resultante es inferior al importe mínimo de la garantía anteriormente indicado (1M de Euros o 250.000 euros solo para el caso de Concursos), será suficiente con la tenencia de una garantía total por dicho importe mínimo, mientras que si el importe resulta superior, será dicho importe superior el total de la garantía a mantener por el operador, imputándose la garantía mínima a las licencias generales del operador, y la cantidad sobrante a las licencias singulares.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que los operadores que han solicitado una nueva licencia general en la convocatoria que finalizó en el mes de diciembre de 2014, disponiendo ya de una licencia general obtenida en la convocatoria inicial de 2011 no se han visto obligados a constituir garantía adicional ni a actualizar el importe de la preexistente, salvo que la licencia general inicialmente obtenida fuera únicamente la Licencia General de Concursos, en cuyo caso ha sido necesario actualizar el importe correspondiente hasta 1 Millón de Euros. No obstante, aquellos que han solicitado Licencias Generales en la última convocatoria sin disponer previamente de ninguna Licencia General, se han visto obligados a aportar las garantías indicadas de 2 millones de euros por la cada Licencia General de Apuestas u Otros Juegos y de 500.000 Euros por la Licencia General de Concursos.

Como vemos, pues, los importes que los operadores deben garantizar son elevados y constituyen una barrera de entrada que no resulta fácil de superar, especialmente en el caso de los operadores que hayan solicitado más de una licencia con carácter simultáneo.

Finalmente, y en relación con nuestro anterior artículo, cabe destacar la posibilidad de que disponen los operadores de sustituir la garantía previamente constituida, lo cual puede resultar indudablemente de interés en caso de que se produzcan determinados cambios societarios en seno del grupo del operador y la garantía hubiera sido inicialmente facilitada, en todo o en parte, por alguna empresa del grupo que deje de formar parte de él o en caso de interesar que la garantía pase a ser mantenida por un nuevo entrante en el capital del operador. Así, de conformidad con el artículo Octavo de la Resolución de 13 de octubre de 2014 “La Dirección General de Ordenación del Juego podrá autorizar, a solicitud del operador, la sustitución de la garantía constituida, no procediendo a la devolución de la garantía sustituida hasta que la nueva garantía sea expresamente considerada suficiente por la Dirección General de Ordenación del Juego al reunir los requisitos exigidos en la normativa aplicable y siempre que se tenga constancia de que no existen obligaciones o responsabilidades pendientes a las que la garantía que se pretende sustituir estuviera afecta”. Y por otra parte, en los supuestos de transmisión del título habilitante, de conformidad con el artículo Cuarto de la citada Resolución “[…] el nuevo licenciatario deberá aportar nueva garantía en los tres días siguientes a la notificación de la resolución en la que se autorice la transmisión de la licencia”.


Xavier Muñoz Bellvehí (xmunoz@ecijalegal.com)
Tomeu Rosselló Pons (
trossello@ecijalegal.com)

05
MAR
2015

¿Cómo operar en el sector de juego online una vez cerrada la opción de obtener una licencia?

Tal y como ya expusimos en nuestros artículos de los pasados meses de noviembre y diciembre, la ventana de la convocatoria de licencias generales abierta por la Dirección General de Ordenación del Juego con el atractivo de la regulación de nuevas modalidades de juegos tales como las apuestas cruzadas y slots finalizó el pasado 9 de diciembre. Llegados a este punto, y salvo posibles modificaciones de la normativa aplicable, no se abrirá una nueva convocatoria de licencias generales hasta dentro de, como mínimo, dos años. Así pues, cualquier potencial nuevo entrante interesado en operar en el sector que no haya solicitado y obtenido sus licencias generales se verá abocado a una larga espera.

No obstante, unos resultados del sector más flojos que los inicialmente previstos en el año 2011 cuando se reguló el mercado de los juegos de azar online a nivel estatal, han abierto una vía para que posibles nuevos entrantes puedan hacerse con una licencia siguiendo alguna de las estrategias que apuntamos en el artículo de este mes de marzo, y que en todo caso, exigirán un acuerdo de uno u otro tipo con un operador que cuente actualmente con licencia.

En efecto, puede observarse que, a pesar de la fuerte inversión a llevar a cabo por un operador de juego online, desde que las licencias correspondientes se concedieran el pasado junio de 2012, se ha procedido por parte de la DGOJ a extinguir las licencias de diversos operadores por renuncia de estos, sin contar las extinguidas ya sea por falta de explotación de las mismas o por no haberse procedido a la correspondiente homologación definitiva. En concreto, se han extinguido por renuncia las licencias de:



Por ello, estos operadores con licencia pero que, por las circunstancias que sea, buscan una vía para salir del mercado regulado español, representan una buena oportunidad para potenciales nuevos entrantes que se encuentran con el mercado cerrado, a la par que ello representa una buena opción para dar continuidad a los usuarios existentes de estos operadores.

No obstante, las posibilidades de acceder al mercado, son limitadas y suponen en todo caso la necesidad de lograr un buen acuerdo con el operador saliente y de pasar, en muchas ocasiones, por el escrutinio del regulador, escrutinio al que por otra parte, también se ven sometidos quienes pasan por los procedimientos regulares de obtención de licencias.

Concretamente, las principales vías de obtención de licencias una vez cerrado el correspondiente procedimiento pasarían por (i) la transmisión del título habilitante del operador saliente al nuevo operador o (ii) la adquisición directa o indirecta del operador saliente, en su conjunto:


1) Respecto de la posibilidad de transmisión del título habilitante: El artículo 6.1 del Real Decreto 1614/2011, de 14 de noviembre, por el que se desarrolla la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego, en lo relativo a licencias, autorizaciones y registros del juego (en adelante RD 1614/2011), de conformidad con lo previsto en el artículo 9.3 de la Ley de Regulación del Juego, establece que “Los títulos habilitantes para el desarrollo de actividades de juego no podrán ser objeto de cesión o explotación por terceras personas. Únicamente podrá llevarse a cabo la transmisión total o parcial del título, previa autorización de la Comisión Nacional del Juego (léase la DGOJ), en los casos de fusión, escisión o aportación de rama de actividad, motivada por una reestructuración empresarial”.

Por otra parte, dada la taxativa prohibición de que el título habilitante sea explotado por terceros o cedido fuera de los supuestos previstos, habrá que estar al caso al entablar cualquier negocio jurídico con un operador que fuera susceptible de ser calificado como una cesión encubierta del título habilitante, máxime a la vista del régimen sancionador de la normativa de juego en virtud del cual tanto la explotación de juegos y apuestas careciendo de los títulos habilitantes preceptivos como la transmisión del título habilitante fuera de los supuestos legalmente previstos supone una infracción muy grave sancionable con hasta 50 millones de Euros.

Debe apuntarse aquí también que el propio artículo 6 del RD 1614/2011, en su apartado tercero, establece la obligación de comunicar previamente a la DGOJ la intención de formalizar contratos para la prestación de servicios que afecten a los elementos esenciales de la actividad e incidan en el cumplimiento de los requisitos normativos, considerándose como tales “la gestión de servicios de plataforma de juegos, la gestión de clientes y la gestión de la infraestructura básica del sistema técnico, con independencia de la denominación de los contratos”.


2) Respecto a la posibilidad de una adquisición directa o indirecta del operador saliente y de la adquisición, por esta vía del correspondiente título habilitante pasando el operador saliente a integrarse en el grupo del nuevo entrante: No se daría en este caso una transmisión del título en los términos antes analizados, pero si existiría, en función de cada supuesto, la necesidad de notificar la operación pertinente a la DGOJ.

Naturalmente, si como consecuencia de la operación proyectada el operador fuera a incurrir en alguna causa de extinción del título habilitante, como por ejemplo la desaparición de las circunstancias que motivaron su otorgamiento, la operación proyectada carecería de todo sentido empresarial por lo que ésta será en todo caso una de las primeras cuestiones a considerar.

En este supuesto, si la adquisición es directa, es decir, si se adquiere la totalidad de las acciones en las que está dividido el capital social del operador o si se adquiere una participación significativa en el mismo, habida cuenta de que los datos relativos a las personas físicas o jurídicas con una participación significativa en dicho capital son objeto de inscripción en el Registro General de Licencias de juego, el artículo 52 del RD 1614/2011 exigiría la notificación a la DGOJ del cambio en los datos inscritos en el plazo máximo de un mes desde que se produjera dicho cambio o, dicho de otro modo, desde que se ejecutara la operación.
Por otra parte, si la adquisición es indirecta, por ejemplo, si se adquieren las acciones en las que esté dividido, en su caso, la empresa matriz del operador de juego, no se produciría cambio alguno en los datos objeto de inscripción en el Registro General de Licencias de juego, sin perjuicio de los que, en su caso se produzcan en cuanto a las personas vinculadas al operador de juego.

Así, cabe recordar que con independencia del supuesto que se dé, deberá tenerse presente la obligación existente en virtud de lo previsto en el artículo 66.2 del RD 1614/2011 de notificar en plazo de 15 días cualquier cambio producido respecto a los datos objeto de inscripción en el Registro de Personas Vinculadas. Por su parte, los apartados 1 y 2 del artículo 63 de dicho Real Decreto establecen que:

“1. De conformidad con los dispuesto en el artículo 22 de la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego, en el Registro de Personas Vinculadas a Operadores de Juego se inscribirán los datos de los accionistas, partícipes o titulares significativos de los operadores de juego, los miembros de su órgano de administración y demás personal directivo y los empleados directamente involucrados en el desarrollo de los juegos, así como sus cónyuges o personas con las que convivan, ascendientes y descendientes en primer grado.

2. A los efectos del número anterior, se considerarán significativos los accionistas, partícipes o titulares que puedan ejercer algún tipo de influencia o control en el operador de juego.

En aquellos supuestos en los que el operador de juego estuviera participado por personas jurídicas, deberán inscribirse en el Registro los accionistas, partícipes o titulares significativos de las personas jurídicas que puedan ejercer algún tipo de influencia o control en el operador de juego.”


Por otra parte, al margen de las posibilidades apuntadas existirán siempre distintas opciones por las que se pueda llegar a acuerdos comerciales con operadores existentes que, salvo que concurran circunstancias especiales, no estarían sujetas a ninguna clase de comunicación o autorización por parte de la DGOJ, como por ejemplo acuerdos de afiliación para la remisión de tráfico al operador u otros de mayor complejidad que permitirían la obtención de una remuneración del operador de juego, pero que no permitirían a quien los firmara operar directamente en el mercado del juego, por lo que no son objeto de análisis en el artículo de hoy.

Resumiendo, en función de que la operación proyectada se concrete en una reestructuración societaria por la que una entidad distinta al operador adquiera los títulos habilitantes de aquél, o bien en una operación por la que se adquiera el control del operador sin que exista transmisión de los títulos habilitantes, se estará ante un régimen de autorización por parte de la DGOJ o de mera notificación a posteriori de los cambios que, en su caso, se hayan producido en los datos inscritos en el Registro General de Licencias y/o en su caso, en el Registro de Personas Vinculadas, debiendo tenerse siempre presentes los límites impuestos por las causas de extinción del título habilitantes en las que se pudiera incurrir como consecuencia de la operación proyectada, pero en definitiva, la situación por la que atraviesan algunos operadores supone una posible vía de entrada para nuevos agentes en este mercado regulado una vez cerrada la ronda de obtención de licencias generales.


Xavier Muñoz Bellvehí (
xmunoz@ecijalegal.com)
Tomeu Rosselló Pons (
trossello@ecijalegal.com)


08
ENE
2015

¿Cuáles son los aspectos más relevantes de la nueva licencia de Slots? 23 de diciembre de 2014

El pasado mes de julio se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Orden del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas HAP/1370/2014, de 25 de julio, por la que se aprueba la reglamentación básica del juego de máquinas de azar (también conocidas por su denominación inglesa “Slots”), regulándose así este juego que, junto con el de apuestas cruzadas, quedaron fuera de la primera ronda de regulación en el año 2011 por motivos asociados principalmente a la preocupación del regulador por los riesgos de juego patológico que presentan las Slots.

No obstante lo anterior, de conformidad con la disposición final tercera de la Orden de Slots, la misma no entró en vigor hasta el día de la publicación de la orden ministerial aprobando el pliego de bases de la nueva convocatoria de licencias generales, lo que se produjo el pasado 29 de octubre. Disponiéndose asimismo de una nueva resolución de la DGOJ publicada en el BOE el día 15 de octubre en sustitución de la inicialmente aprobada en 2011, regulando el procedimiento de solicitud de licencias singulares.

Desde entonces algunos operadores han empezado a solicitar sus correspondientes licencias singulares para el desarrollo del juego de máquinas de azar sin que por el momento se haya concedido por la Dirección General de Ordenación del Juego (en adelante la “DGOJ”) ninguna licencia de ésta clase. Se espera que la Dirección General de Ordenación del Juego, como ya hiciera en 2012 resuelva conjuntamente la totalidad de solicitudes de licencias singulares de Slots (y de apuestas cruzadas) para todos aquellos operadores que remitieron sus solicitudes antes de la fecha límite de solicitud de las nuevas licencias generales, la cual, como ya se explicó en el anterior artículo, fueron las 13 horas del pasado 9 de diciembre. Todo ello, a los efectos de no otorgar ninguna ventaja competitiva por una salida anterior al mercado a unos operadores sobre otros.

La nueva regulación de Slots se caracteriza primordialmente por dar una muy amplia libertad a los operadores en cuanto a la determinación de las variables comerciales fundamentales de su juego de máquinas de azar, pudiendo así diferenciarse entre sí en función de su estrategia comercial, a la vez que se establecen requisitos muy estrictos de transparencia y para la protección de los participantes aun a riesgo de que dichos requisitos puedan, en ciertos aspectos, resultar anti-comerciales.

Se reflejan en la siguiente tabla los regímenes comparados de máquinas de azar online con las normativas de nuestro entorno por lo que respecta a las variables comerciales fundamentales del juego de máquinas de azar online:






 Fuente: Memoria de Análisis del Impacto Normativo de la Orden Ministerial de Máquinas de Azar.


Se aprecia en dicha comparativa la amplia libertad comercial que se da a los operadores sin perjuicio de que algunos de los aspectos incluidos en la comparación, sin estar limitados a nivel normativo, deban ser predeterminados por los operadores en sus correspondientes Reglas Particulares de los juegos.

Por otra parte no son pocas las cautelas que se introducen en protección de los jugadores y para la prevención del juego patológico:

1) Los operadores deberán proporcionar de forma clara, entre otra, la siguiente información:
a. Importe máximo y mínimo de cada partida
b. Expectativa matemática de retorno del juego, calculada sobre el plazo de un año, así como el porcentaje real de devolución de premios sobre cantidades jugadas a cada uno de los juegos en los seis meses precedentes.
c. Durante el transcurso de cada sesión de máquinas de azar, entendiéndose por tal el conjunto de partidas realizadas por el jugador, ya sea en una o varias máquinas de azar, durante el período de tiempo delimitado por cada una de sus conexiones al juego, el saldo de la sesión destinada al juego de máquinas de azar con desglose de los importes de participación y premios, en su caso, obtenidos.
d. Histórico de importes jugados y premios obtenidos en cada sesión destinada al juego de máquinas de azar así como el saldo resultante de los anteriores.
e. Porcentaje del importe de la participación que se destina a la formación del bote.

2) El jugador deberá, con carácter previo al inicio de cada sesión de máquinas de azar, configurar ciertos parámetros de la misma, debiendo dicha configuración realizarse con carácter expreso sin que se puedan establecer parámetros por defecto ni almacenar los establecidos por el jugador en sesiones anteriores, y sin que tales parámetros puedan ser modificados a lo largo de la sesión. Dichos parámetros incluirán:
a. El tiempo máximo que el jugador está dispuesto a emplear en la sesión.
b. La cantidad máxima que está dispuesto a minorar su cuenta de juego a lo largo de dicha sesión.
c. La posibilidad de fijar una restricción temporal durante la que el propio jugador no pueda iniciar una nueva sesión de juego de máquinas de azar tras la finalización automática de la misma por consumo del tiempo máximo o cantidad máxima prefijada conforme a los parámetros anteriores.
d. La frecuencia con la que el propio jugador desea recibir un aviso sobre el tiempo transcurrido y el importe gastado en la sesión, con un intervalo mínimo de 15 minutos.
e. En caso de que el participante opte por jugar en modo automático, no se podrán configurar más de 100 partidas y en tal caso se podrá pasar al modo manual en cualquier momento.

3) Las partidas tendrán una duración mínima de 3 segundos cada una.

4) El importe máximo que un jugador podrá dedicar a la participación en el juego de máquinas de azar no podrá exceder del importe del saldo que el participante tenga en su cuenta de juego en el momento en que se inicie la sesión de juego de máquinas de azar, incrementado con el importe de los premios obtenidos, en su caso, en la propia sesión, por lo que no se computarán cualesquiera recargas del saldo de la cuenta de juego efectuadas una vez iniciada la sesión.

5) Finalizada la sesión, los operadores proporcionarán al jugador un documento acreditativo con el resumen de cantidades apostadas y premios obtenidos.

6) Siempre que un jugador inicie una nueva sesión de juego de máquinas de azar antes del transcurso de 60 minutos tras la finalización de la sesión precedente, por no haber auto-restringido este su acceso durante dicho intervalo, el operador previamente a realizar la conexión deberá activar un aviso que ponga de manifiesto la conveniencia de desarrollar un comportamiento de juego responsable, así como de las implicaciones que se derivan de una frecuencia de juego excesiva desde un punto de vista de juego compulsivo o patológico. Dicho aviso incluirá un vínculo que permita el redireccionamiento a información sobre acciones preventivas de juego patológico recogidas puesta a disposición de los jugadores por el operador así como, en su caso, a aquélla de que disponga la Dirección General de Ordenación del Juego.

7) Los operadores únicamente podrán ofrecer botes progresivos y nunca garantizados, entendiéndose por tales aquellos que tuvieran su origen en todo o en parte en fondos propios del operador o que procedan de fuentes diferentes a la participación en el juego.

Con todo, esperamos que la regulación de las Slots favorezca el crecimiento económico del sector en un momento en que algunos de los operadores que obtuvieron sus correspondientes licencias en la ronda inicial del año 2011 están atravesando dificultades económicas y que la libertad de estrategia comercial dejada por el regulador a los operadores, especialmente en cuanto a la no limitación de la cuantía de los premios, tengan una buena acogida por parte de los jugadores a la par que todo ello se conjugue, en aplicación de las medidas adoptadas en protección de los jugadores, con el desarrollo por parte de éstos de una estrategia de juego responsable.



Xavier Muñoz Bellvehí (xmunoz@ecijalegal.com)
Tomeu Rosselló Pons (trossello@ecijalegal.com)

03
NOV
2014

¿Cuáles son los aspectos más relevantes de la nueva convocatoria de Licencias Generales?

El pasado viernes, 31 de octubre, se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Orden del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas HAP/1995/2014, de 24 de octubre, por la que se aprueba el pliego de bases que regirán la convocatoria de licencias generales para el desarrollo y explotación de actividades de juego de la Ley 13/2011, de 27 de mayo de regulación del Juego.

Esta convocatoria de Licencias Generales, la primera desde que tuvo lugar en el año 2012 el primer otorgamiento de licencias, reproduce prácticamente en su totalidad la propuesta de pliego elaborada por la Dirección General de Ordenación del Juego (en adelante la “DGOJ”).

Únicamente se admite la presentación de solicitudes a través de la Sede Electrónica de la DGOJ, siendo además la comparecencia electrónica en la referida sede el único medio habilitado para cualquier tipo de comunicación entre la administración pública y el solicitante así como para la práctica de notificaciones, lo cual incluirá cualquier tipo de petición de información o requerimiento de subsanación que pueda ser remitida al solicitante cómo, en su caso, la notificación de la resolución por la que se conceda o deniegue la Licencia General Solicitada. El plazo de presentación de solicitudes se extiende hasta las 13 horas del trigésimo día a contar desde el 1 de noviembre, con lo cual, contando que los sábados son hábiles a efectos administrativos, la fecha límite de presentación serían las 13 horas del día 9 de diciembre de 2014.

Por otra parte, los principales requisitos a cumplir por los potenciales solicitantes son los siguientes:


- Reunir la forma de sociedad anónima (o forma societaria análoga en un Estado perteneciente al Espacio Económico Europeo).
- Estar en posesión de un capital social mínimo total y desembolsado de 60.000 Euros.
- Estar inscrita o haber solicitado la inscripción en el Registro Mercantil en el caso de sociedades españolas u otro registro análogo cuando ello lo exija la normativa del estado del solicitante.
- No encontrarse en el momento de la solicitud desarrollando actividades de juego dirigidas a jugadores en territorio español relacionadas con la licencia o licencias solicitadas.
- En el caso de sociedades extranjeras, designar a un representante permanente en España.
- Constituir la garantía vinculada a la/s Licencia/s General/es que se solicite/n, y que asciende a 2 Millones de Euros por cada Licencia General solicitada, en el caso de las de Apuestas y Otros Juegos, y a 500.000 Euros en el caso de la Licencia General de Concursos.
- Certificar el software de juego y la seguridad de los sistemas de la plataforma de juego con entidades certificadoras expresamente reconocidas por la DGOJ a los efectos de garantizar el cumplimiento de las especificaciones técnicas aplicables.

Finalmente, la principal novedad introducida respecto al proyecto de pliego de bases elaborado por la DGOJ estriba en que aquellos operadores que, al momento de solicitar una Licencia General estuvieran ya en posesión de una Licencia General de las obtenidas en el seno de los concursos del año 2011, y tuvieran ya constituida una garantía al efecto, no deberán aportar nueva garantía ni actualizar el importe de la ya existente, salvo para aquellos operadores que únicamente fueran titulares de una Licencia General de Concursos, en cuyo caso no será necesaria la constitución de nueva garantía sino que bastará con la actualización de la preexistente hasta un importe de 1 millón de Euros.


Una vez obtenidas las correspondientes Licencias Generales, los solicitantes quedarán habilitados para la organización de los distinjtos juegos de azar regulados en España para los que hayan obtenido la correspondiente Licencia Singular, la cual podrá ser solicitada posteriormente o bien simultáneamente a la Licencia General en la que se amparen, según se detalla en el siguiente cuadro:




Xavier Muñoz Bellvehí (xmunoz@ecijalegal.com)
Tomeu Rosselló Pons (trossello@ecijalegal.com)


17
SEP
2014

¿Qué implica la nueva convocatoria de licencias generales y la autorización de Apuestas cruzadas y Slots?

La Dirección de Ordenación del Juego resolvió el pasado 31 de julio promover la convocatoria de un nuevo procedimiento para el otorgamiento de licencias generales para el desarrollo y explotación de actividades de juego, junto con una propuesta de pliego de bases que regirán la convocatoria que deberá ahora ser aceptada por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas quien, en su caso, procederá a formalizar la convocatoria. Como rasgo diferencial de la propuesta de pliego de bases respecto a las que rigieron la convocatoria de 2011, y salvo que el pliego de bases definitivo sufra modificaciones, la presentación de solicitudes únicamente podrá realizarse por medios telemáticos y mediante modelos normalizados, lo que supondrá que, para la aportación de determinada documentación que requiere de aportación física a los efectos de garantizar su validez, ésta deberá ser remitida por medios electrónicos y, posteriormente, aportada también en soporte papel para su cotejo.

Se espera que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas apruebe dicha nueva convocatoria antes de finales de año y que las nuevas solicitudes de licencias generales se puedan presentar también antes de finales de año. Esto es una gran ventana de oportunidad para aquellos operadores que no pudieron solicitar una licencia de juego en la anterior convocatoria de 2011, teniendo ahora la oportunidad de solicitarla.

El pasado 30 de julio de 2014 se publicaron en el Boletín Oficial del Estado la Orden HAP/1369/2014, de 25 de julio, por la que se aprueba la reglamentación básica de las apuestas cruzadas y la Orden HAP/1370/2014, de 25 de julio, por la que se aprueba la reglamentación básica del juego de máquinas de azar (slots, como se conoce en inglés).

Con la regulación de estas dos nuevas modalidades de juegos, se viene a completar prácticamente toda la oferta de juego regulado online en España prevista en la Ley de Regulación del Juego, quedando únicamente pendiente la regulación de las rifas de carácter no ocasional. Estas dos modalidades de juego, apuestas cruzadas y máquinas de azar, eran muy esperadas en el sector, sobretodo la segunda modalidad que parece que es muy interesante comercialmente pudiendo ayudar a la subida de las ventas de los operadores.

Respecto a las apuestas cruzadas, que quedaron fuera de la primera ronda de licencias del año 2011, obligando a operadores que se encontraban explotando exitosamente este modelo de apuestas a reenfocar su oferta a las apuestas mutuas y/o de contrapartida, se han previsto tres tipos de licencias singulares que los operadores interesados podrán obtener, siempre que cuenten previamente o soliciten simultáneamente una licencia general de apuestas, a saber: apuestas deportivas cruzadas, apuestas hípicas cruzadas y otras apuestas cruzadas. No obstante, los operadores no podrán ofrecer apuestas hípicas cruzadas en tanto en cuanto no se determine legalmente el tipo de gravamen que haya de resultar aplicable.

Como novedad respecto a las modalidades de apuestas ya reguladas, dada la mayor complejidad de las apuestas cruzadas, los operadores de esta modalidad de apuestas deberán facilitar a los usuarios un tutorial explicativo de las apuestas cruzadas. Asimismo, y salvo autorización expresa al efecto por parte de la Dirección General de Ordenación del Juego, puesto que en las apuestas cruzadas los usuarios apuestan unos contra otros, asumiendo el operador un rol de mero intermediario, éstos no podrán conocer la identidad de aquellos usuarios que remitan ofertas de apuestas o acepten las ya publicadas por el operador, imponiéndose así una obligación de anonimato.

Por su parte, la obtención de una licencia singular de máquinas de azar requerirá de la obtención previa o solicitud simultánea de una licencia general de otros juegos. Los aspectos más relevantes de la regulación de esta modalidad de juego son las cautelas que se establecen para la prevención del juego patológico atendida su mayor capacidad de desarrollar este tipo de comportamientos por las características de su desarrollo. En este sentido, el operador deberá mostrar al usuario con una periodicidad mínima de 15 minutos, el tiempo transcurrido y el importe gastado en la sesión en curso.

Igualmente, el participante deberá configurar de modo expreso antes del inicio de cada sesión de juego su tiempo máximo así como la minoración máxima de su cuenta de juego para una sesión determinada, siendo dichos parámetros no reconfigurables durante la sesión, ofrecer al participante la posibilidad de restringir temporalmente el inicio de sesiones futuras así como, en el caso de que las mismas no se hallen restringidas, emitir un aviso que ponga de manifiesto la necesidad de desarrollar un comportamiento de juego responsable a aquellos participantes que por no haber limitado su posibilidad de acceso a sesiones futuras durante ese intervalo, inicien una sesión de juego de máquinas de azar durante los 60 minutos posteriores a la finalización de la sesión anterior.

Esperamos que la apertura temporal del mercado del juego para solicitar nuevas licencias generales y la regulación de nuevas licencias singulares aporte mayor dinamismo y crecimiento a este sector.


Xavier Muñoz Bellvehí (xmunoz@ecijalegal.com)
Tomeu Rosselló Pons (trossello@ecijalegal.com)
19
JUN
2014

¿Qué cambios ha supuesto la nueva regulación del juego en Cataluña regulando el complejo Barcelona World?

El pasado 11 de junio de 2014 se publicó en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (en adelante “DOGC”) la Ley 6/2014, de 10 de junio, de modificación de la Ley 2/1989, de 16 de febrero, sobre centros recreativos turísticos, y de establecimiento de normas en materia de tributación, comercio y juego.

Dicha norma, dictada con la finalidad de regular el proyecto conocido con el nombre de Barcelona World, modifica principalmente la Ley 2/1989, aprobada en su momento para dar cobertura al proyecto del parque temático Port Aventura amén de otra serie de normas directamente relacionadas con el régimen del juego en Catalunya así como con su fiscalidad, todo lo cual se hace en Catalunya de modo muy similar a como ya se hiciera en su momento en la Comunidad de Madrid con el proyecto fallido de EuroVegas.

Sin duda la modificación más polémica, teniendo en cuenta el panorama económico actual y los recortes e incrementos de cargas impositivas que están teniendo lugar de forma más o menos generalizada en España, es la modificación del tipo impositivo aplicable a los casinos de juego en Catalunya por el tributo sobre el Juego. En efecto, se ha producido una modificación notable del tipo aplicable hasta la fecha de la modificación y que oscilaba entre un 20% y un 55% en función de la base imponible hasta el 10% que se aplicará en lo sucesivo y para todos los casinos presenciales catalanes, tanto los preexistentes, como aquellos que se instalen en el complejo del Barcelona World.

Como contrapunto a la anterior modificación, no obstante, la nueva norma establece que los concursos que se convoquen para el otorgamiento de autorizaciones para la instalación y explotación de casinos en los centros recreativos turísticos deben establecer mecanismos para garantizar, como mínimo, el mantenimiento de los recursos tributarios de la Generalitat procedentes de los casinos como resultado de la rebaja del tipo impositivo aplicable. Habrá que ver, pues, en qué se concretan finalmente esas medidas, aunque de entrada se solicitará a quienes participen en el concurso una fianza no inferior a 3 millones de Euros.

Otro aspecto que ha levantado polémica por el riesgo de fomento de la ludopatía que supone es que se pasa a contemplar la actividad de crédito como una actividad amparada dentro del concepto de “intermediación en las actividades de juego”.

En cuanto al régimen sancionador aplicable a los casinos ubicados en el recinto del Barcelona World, se han establecido sanciones más elevadas que las previstas con carácter general en el artículo 6 de la Ley 1/1991 para los Casinos en Catalunya, por lo que estos nuevos casinos pagarán más caras sus infracciones que el resto de casinos catalanes. No llegan, no obstante, los nuevos importes, a las cantidades astronómicas aplicables a los operadores estatales de juego online que pueden llegar a ver sanciones de hasta 50 millones de Euros.

Por otra parte, sólo dos días después de la publicación en el DOGC de la Ley antes mencionada, se ha publicado la convocatoria del concurso público para la obtención de un máximo de seis autorizaciones para la instalación y explotación de casinos de juego en el centro recreativo y turístico de Vila-seca i Salou, aprobándose las bases para la primera fase de dicho concurso. En dichas bases, se exige a los solicitantes de las autorizaciones un compromiso de inversión inicial mínima de 300 millones de Euros por autorización otorgada.


Xavier Muñoz Bellvehí (xmunoz@ecijalegal.com)
Tomeu Rosselló Pons (trossello@ecijalegal.com


22
MAY
2014

¿Podría aclararnos cómo tributan las pérdidas y ganancias en el juego online para el usuario?

La tributación en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas de las ganancias patrimoniales derivadas del juego no es nada nuevo. En efecto, existen con anterioridad a la regulación del juego online del año 2011, consultas vinculantes de la Dirección General de Tributos que se pronuncian respecto a la tributación de tales ganancias.

Las modificaciones respecto al tratamiento fiscal de tales ganancias, no obstante, vinieron introducidas por la Ley 16/2012, de 27 de diciembre, por la que se adoptan diversas medidas tributarias dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y al impulso de la actividad económica. Dichas modificaciones establecen un gravamen del 20% aplicable a los premios de juegos de Loterías y Apuestas del Estado, la ONCE y la Cruz Roja, con una exención para los primeros 2.500 Euros a partir del 1 de Enero de 2013. Por otra parte, respecto a los juegos de azar y apuestas regulados (distintos de los anteriores), con efectos retroactivos a 1 de Enero de 2012, se introduce la posibilidad de que el usuario (sujeto pasivo tributario) pueda compensar pérdidas con ganancias.

Los premios obtenidos por la participación en juegos de suerte, envite y azar constituyen para sus beneficiarios una ganancia patrimonial al constituir éstos una variación en el valor del patrimonio del contribuyente y no ser calificada dicha variación como un rendimiento del trabajo o capital por la Ley del IRPF. Dicha ganancia patrimonial se integra en la renta general, por lo que tributa al tipo progresivo del IRPF que resulte aplicable a cada contribuyente en función de su nivel de ingresos, una vez computados los derivados del juego.

La novedad introducida por la Ley 16/2012, consistió en la modificación del redactado del artículo 33.5.d) de la Ley del IRPF, que establecía como no computables como pérdidas patrimoniales las debidas a pérdidas en el juego. Con el nuevo redactado sí que se permite que el contribuyente se deduzca las pérdidas hasta el máximo de las ganancias obtenidas ese ejercicio. Su redactado actual establece como pérdidas que no se pueden deducir “las debidas a pérdidas en el juego obtenidas en el período impositivo que excedan de las ganancias obtenidas en el juego en el mismo período”.

Los efectos prácticos de dicha modificación se traducen en la posibilidad que tiene el contribuyente de tributar únicamente por los beneficios obtenidos en el juego, una vez descontadas las pérdidas de las correspondientes ganancias, sin poder, evidentemente, descontar unas pérdidas mayores a dichas ganancias puesto que en dicho caso podrían ser utilizadas para reducir la tributación derivada de ganancias distintas a las del juego.

Esta medida fue bien acogida por los jugadores online profesionales al estar orientada a evitar situaciones injustas, como, por ejemplo, el caso hipotético en que un jugador de póquer que hubiera obtenido unas ganancias de 100 en una partida habiendo, no obstante, tenido unas pérdidas de 90 en otras partidas durante el mismo período impositivo, se hubiera visto obligado, con la normativa anterior, a tributar íntegramente por dicha ganancia de 100 en lugar de hacerlo por el beneficio real obtenido, que es de 10. No obstante, al haberse ideado la modificación de 2012 con el juego online en mente, pero aplicándose las modificaciones también al juego presencial tradicional, se ha dado la circunstancia de que la acreditación de las pérdidas en muchos de los juegos presenciales resulta, en la práctica, imposible (piénsese, por ejemplo, en el caso de las tragaperras o en el del bingo), lo cual ha derivado en una imposibilidad por parte de los jugadores de dichos medios, de beneficiarse de la medida, redundando todo ello en críticas por parte del sector del juego presencial.


Xavier Muñoz Bellvehí (xmunoz@ecijalegal.com)
Tomeu Rosselló Pons (trossello@ecijalegal.com)


06
MAY
2014

¿Podría aclararnos la situación legal en la que están los servidores de los operadores online establecidos en Gibraltar? ¿A qué les obliga la Ley española? ¿Deben tener servidores réplica en España? ¿Qué consecuencias puede tener el corte de suministro que se produjo a causa del incendio en Gibraltar?

Para abordar esta cuestión es preciso hacer referencia a los componentes principales que conforman el Sistema Técnico de Juego del que los distintos operadores se valen para ofrecer servicios de juego online regulados en España. Los requisitos que se aplican a cada componente, que podemos ver en la figura de abajo, son distintos dependiendo de su naturaleza y criticidad.



Una vez vista la estructura del Sistema Técnico de Juego pueden analizarse las obligaciones impuestas por la normativa española. Concretamente, se exige a los operadores, en el marco de un Plan de Contingencia Tecnológica, a la tenencia de una réplica de la UCJ y se exige que la UCJ pueda ser monitorizada desde territorio español con independencia de su ubicación física. No obstante, no se exige que la UCJ ni su réplica se hallen en España sin perjuicio de la reserva a favor de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) de la facultad de requerir a los operadores que determinadas unidades secundarias se ubiquen en España.

Sí se exige, por el contrario, que la Base de Datos Segura que almacena toda la información de monitorización y control introducida por el capturador (y a la cual la DGOJ tiene acceso permanente) se halle físicamente en España a los efectos de que pueda ser objeto de inspecciones presenciales en caso de resultar necesario. Por otra parte, una indisponibilidad del SCI conllevará la obligación por parte del operador de suspender temporalmente la actividad de juego.

A su vez, el Plan de Contingencia Tecnológica de los operadores deberá garantizar que en ningún caso se pierdan datos o transacciones que afecten o puedan llegar a afectar al desarrollo de los juegos, los intereses de los participantes, o al interés público.

Puede finalmente concluirse que la normativa española no obliga a los operadores a la tenencia de una réplica completa de su infraestructura técnica en territorio español, pero sí a la ubicación de determinados componentes de carácter crítico en dicho territorio. Asimismo, un eventual corte de suministro no debería, en principio, afectar al normal desarrollo de la actividad de juegos salvo que afectase simultáneamente a la UCJ y su réplica o bien resultara en una indisponibilidad del SCI pero en cualquier caso el Plan de Contingencia Tecnológica deberá garantizar que tales eventualidades no resulten en una pérdida de datos en los términos ya citados.

Xavi Muñoz Bellvehí (xmunoz@ecijalegal.com)
Tomeu Rosselló Pons (trossello@ecijalegal.com)
1